Las aerolíneas sacan tarjeta roja a las mascotas a bordo

Las aerolíneas de EEUU quieren frenar los abusos para transportar mascotas en un avión.

Las aerolíneas sacan tarjeta roja a las mascotas a bordo

Las aerolíneas de EEUU exigen que se prohíban subir a bordo las mascotas de “apoyo emocional”, que además de perros pueden ser aves o reptiles

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

27/06/2018 - 18:40h

Las aerolíneas de EEUU se cansaron de los abusos en que incurren los pasajeros para subir a bordo los animales de apoyo emocional. Estas son mascotas que, por criterios médicos o psicológicos, dan una contención a su dueño y ayudan a calmar la ansiedad cuando vuelan.

Se supone que aquí entran pequeños perros falderos, que viajan en un bolso junto al pasajero; pero en realidad el abanico de animales que intentaron colar a bordo se extiende a gatos, aves (como gansos o pavos reales), serpientes, tarántulas y hasta cerdos vietnamitas.

Crecimiento explosivo

Según el lobby Airlines for America, de los 400.000 animales que viajaron con sus dueños en el 2016 se pasaron a 750.000 el año pasado.

El problema es que gran parte de los animales que intentan subir, incluso muchas razas y tipos de perro, no toleran el estrés de volar y el viaje lo realizan en medio de llantos y aullidos, si no es que lanza algún ataque a quien intente calmarlo.

Hay pasajeros que intentan viajar con arañas, reptiles y aves argumentando que les ayudan a calmar la ansiedad

Para poder llevar una mascota a bordo, hay numerosas páginas webs que emiten –previo pago- documentos que certifican la necesidad emocional del dueño de viajar con el animal.

Así aprovechan las lagunas legales de las leyes aeronáuticas, que son imprecisas en cuándo se autoriza o no el transporte de una mascota, y que da pie a toda clase de abusos.

Freno de las aerolíneas

Los problemas que dan estos animales, que causan trastornos a la seguridad a bordo, llevaron a esta asociación de aerolíneas a pedir al gobierno de EEUU que prohíba la posibilidad de subir animales en cabina, a excepción de perros lazarillos o entrenados para ayudar a la movilidad de los pasajeros.

El pedido llega tras una cadena de incidentes que sucedieron en United Airlines, donde un cachorro murió al ser encerrado en el habitáculo del equipaje y dos perros que viajaban en jaulas en bodegas fueron desviados a otros destinos por errores en la manipulación del equipaje.

American Airlines ya había emitido una normativa que prohibía subir animales exóticos, como arañas o cabras, que pueden suponer un riesgo para los pasajeros y tripulantes.

Búsqueda del consenso

El Departamento de Transporte de EEUU tiene poco entusiasmo en aprobar una legislación muy restrictiva, pero someterá la iniciativa a una ronda de consultas para buscar el consenso.

Las normativas dicen que se permite volar a los animales que están entrenados para asistir a personas con discapacidades, o que son “necesarios para el bienestar emocional de un pasajero”.

Este es el texto de la discordia, por lo que las aerolíneas urgen al Departamento de Justicia que limite el concepto a los perros adiestrados, y se prohíban al resto de animales; por más que sea un simpático can de compañía.