Aeroméxico regresa a Barcelona tras siete años de ausencia

El B787 de Aeroméxico es bautizado a su llegada al aeropuerto de Barcelona.

Aeroméxico regresa a Barcelona tras siete años de ausencia

Aeroméxico retoma la ruta directa entre la capital azteca y Barcelona, conexión que había abandonado por falta de rentabilidad

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

19/06/2019 - 16:22h

Después de siete años un Boeing de Aeroméxico volvió a aterrizar en el aeropuerto de Barcelona-El Prat. La compañía ofrece tres vuelos semanales a la Ciudad de México, y cierra un capítulo de idas y vueltas con una intensa polémica con Emirates.

La capital catalana se convierte en el quinto destino de la aerolínea azteca en Europa y el segundo en España. A Madrid, el primer punto que tocó en el continente, ofrece operaciones desde 1958.

[Para leer más: Por qué Aeroméxico decide regresar a Barcelona]

“Barcelona responde a nuestro compromiso de seguir trabajando para llevar a nuestros clientes a donde quieren llegar”, dijo el vicepresidente de Estrategia Global de Ventas de la compañía, Paul Verhagen.

Aeronave
Los vuelos de Aeroméxico serán operados por un Boeing 787 Dreamliner.

Tres frecuencias en un B787 Dreamliner

Estos vuelos, que desde Barcelona parten los miércoles, viernes y domingos, serán operados por un Boeing 787 Dreamliner. Desde el DF los vuelos despegan los martes, jueves y sábados.

Aeroméxico ofrece tres frecuencias semanales directas entre el DF y Barcelona

Este modelo de avión cuenta con detalles de última tecnología como el servicio Free Messaging, en el que los pasajeros pueden enviar y recibir mensajes gratis por Whatsapp, Facebook u otras aplicaciones.

Recuperación de rutas internacionales

La recuperación de esta ruta era uno de los objetivos del plan estratégico del CDRA (Comité de Desarrollo de Rutas del aeropuerto de Barcelona). El año pasado hubo 90.000 pasajeros indirectos entre la ciudad mediterránea y la mexicana, volumen que garantizaría la rentabilidad.

corte cinta
Autoridades del aeropuerto Josep Tarradellas, de Aeroméxico y de la Generalitat en el corte de cintas.

En Barcelona residen 24.000 mexicanos (una cuarta parte de los que hay en España), y en el 2018 hubo 450.000 turistas que llegaron desde el país norteamericano a las ciudades españolas. Casi un 20% de ellos eligieron a Cataluña como su destino principal.

Idas y vueltas del retorno

Aeroméxico abandonó la ruta directa a Barcelona en 2012 por falta de rentabilidad. La intención de Emirates de ofrecer una conexión entre México y Dubái con escala en el aeropuerto Josep Tarradellas movilizó a la aerolínea mexicana a retomar los planes de regresar a Cataluña.

[Para leer más: El Prat expande (aún más) los vuelos transcontinentales]

Un año atrás Aeroméxico anunció que renunciaba a sus planes porque le era imposible competir contra el despliegue de recursos de Emirates, pero al final la compañía del Golfo fue la que se rindió primero.

El argumento de Emirates fue que la saturación del aeropuerto internacional Benito Juárez, en el DF, hacía inviable la operación; y que prefería esperar a que se construya el nuevo aeródromo.

La otra alternativa, según Airways Magazine, es que Emirates pueda realizar la ruta Dubái-México con los futuros B777X, pero para eso no le haría falta tocar el aeropuerto de Barcelona.