La aeronave más grande del mundo reinventa el placer de volar

La baja altura y su velocidad convierten a este dirigible en una opción ideal para los amantes del 'slow travel'. Foto: Hybrid Air Vehicles

La aeronave más grande del mundo reinventa el placer de volar

La compañía HAV presentó una versión renovada del Airlander 10, con el que aspira recuperar los viajes en dirigible sin sacrificar el lujo a bordo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

15/01/2020 - 14:06h

Los dirigibles, que fueron un sinónimo de volar con glamour cuando los aviones eran frágiles e incómodos trastos, pueden volver a surcar los aires. No es que hayan desaparecido por completo, porque algunos se usaban como gigantescos paneles publicitarios, pero quizás en cinco años regresen a la aviación comercial.

Una de las compañías que está impulsando su regreso es Hybrid Air Vehicles, que ha lanzado una versión actualizada de su prototipo Airlander 10.

El Airlander 10 es 25 metros más largo que el A380, el avión comercial más grande del mundo

Este modelo reemplaza al usado en las pruebas hasta noviembre de 2017; que tras una serie de incidentes fue guardado en los hangares.

La más grande del mundo

El Airlander 10 es la aeronave más grande del mundo: su estructura llega a los 98 metros de largo, unos 25 metros más que el A380 y 14 más que el An-225, actualmente el avión de mayores dimensiones en los aires.

[Para leer más: El lujo en el aire vuela despacio]

Claro, el 90% de su estructura es el habitáculo donde aloja el gas. La cabina del Airlander mide 46 metros de largo por seis de ancho, ligeramente más ancha que el modelo anterior.

Primer vuelo de prueba del nuevo Airlander 10. Foto: Hybrid Air Vehicles

Primer vuelo de prueba del nuevo Airlander 10. Foto: Hybrid Air Vehicles

Novedades en el dirigible

Entre las novedades se encuentran un sistema de aterrizaje de seis piernas retráctiles, que deja de lado los trenes similares a los de los helicópteros que tenía antes.

La nariz del dirigible es más redondeada, el tanque de combustible se colocó en el casco en vez de estar suspendido y se le agregó una hélice en la proa.

Opción más ecológica

La idea de Hybrid Air Vehicles es aprovechar el debate sobre la sostenibilidad en los vuelos en avión y ofrecer una opción más ecológica para disfrutar de los viajes por los cielos.

[Para leer más: ¿Se puede viajar sin dañar el planeta?]

La compañía asegura que emite un 75% menos que un avión, y actualmente trabaja con la firma Collins Aerospace para reemplazar sus motores diésel por otros que sean eléctricos.

Sus creadores esperan que esté volando comercialmente en cuatro o cinco años. Foto: Hybrid Air Vehicles

Sus creadores esperan que esté volando comercialmente en cuatro o cinco años. Foto: Hybrid Air Vehicles

Una cabina tan lujosa como un yate

También busca explotar el nicho del ‘slow travel’ más exclusivo. Para ello se asoció con la agencia Design Q, de Inglaterra, para crear una sofisticada cabina que recuerda al lujo de un yate de alta gama.

La cabina del Airlander 10 puede transportar a 18 pasajeros, que tienen a su disposición cuatro suites, un bar y un restaurante

A bordo pueden viajar 18 pasajeros, que se alojan en cuatro suites equipadas con detalles de alta categoría, como los sillones revestidos en cuero.

[Para leer más: Colosos del aire, los diez aviones más grandes de la historia]

Hay una barra de bar y un salón comedor para degustar platos de primera línea, pero la joya de la corona es el Salón Infinito, un área con sus paredes y parte del techo y el suelo transparentes, para que los pasajeros sientan que están caminando en el aire.

airlander 3

El interior será tan lujoso como un yate. Foto: Hybrid Air Vehicles

Ideal para amantes del ‘slow travel’

Este dirigible puede volar a una altura de hasta 5.000 metros y a menos de 150 kilómetros por hora. Esta baja velocidad –en términos aeronáuticos- permite contemplar el paisaje con más calma, sea las sábanas africanas, las estepas rusas, los hielos polares o los arrecifes de coral del Pacífico Sur.

La compañía Hybrid Air Vehicles asegura que ya tiene 10 cartas de intención firmadas por diversas aerolíneas para explotar este dirigible. Los vuelos de prueba serán retomados a fines de este año, y el objetivo es que comience a volar comercialmente para el 2024.