Trucos para no arruinarte en el duty free del aeropuerto

La tentación de comprar en el duty free es grande. Pero no siempre representa un ahorro. Foto: Luciano Silva-Flickr.

Trucos para no arruinarte en el duty free del aeropuerto

¿Una tienda duty free está libre de impuestos? ¿Y qué pasa con las promociones de bebidas y los perfumes? Antes de comprar hay que tener algunos consejos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

01/12/2019 - 13:00h

No siempre comprar en una tienda duty free de un aeropuerto es un chollo. Los anuncios en letras impactantes, con promociones de descuentos, son un imán difícil de resistir. Pero si uno analiza precios y compara con productos locales o en el destino, se verá que no siempre las oportunidades son tan buenas como las presentan.

Antes que nada, conviene aclarar qué es el concepto de duty free. Estas tiendas son comercios que están libres de impuestos y tasas locales y nacionales. Por ello se encuentran en la zona de tránsito internacional. En el caso de España, alcanza a los vuelos fuera de la Unión Europea, no a los de la Península y los insulares o a los de otras ciudades como París, Londres o Atenas.

Por esta razón, al momento de pagar por la compra, el empleado pedirá que se muestre la tarjeta de embarque, para comprobar que uno puede beneficiarse de las compras de estos comercios.

Los productos más convenientes

Las ventajas residen en los productos que tienen altos impuestos locales, como el alcohol, el tabaco o los perfumes.

Pero siempre es mejor comparar previamente para saber si realmente hay tantos beneficios. Muchas tiendas duty free tienen páginas web que permiten dar una mirada a los precios, e incluso abren la posibilidad de realizar una pre-orden en caso de que uno quiera atrapar una promoción.

[Para leer más: Cómo exprimir al máximo tus compras en un crucero]

Ya sabiendo lo que cuesta un producto, se trata de analizar si es más conveniente comprarlo en el aeropuerto, en alguna tienda en el destino que se vaya a visitar, o en el supermercado a la vuelta de la casa.

Los chocolates no siempre son más baratos en el duty free. Foto: Martin Deutsch-Flickr.

Los chocolates no siempre son más baratos en el duty free. Foto: Martin Deutsch-Flickr.

Cabe recordar que en muchos países se puede pedir la devolución del IVA, que puede ser del 5% al 21%. En el estudio de mercado previo, hay que verificar si la tienda que se va a visitar en una ciudad tiene esta política de tax-free, con lo cual el ahorro se logrará antes de llegar al aeropuerto.

Atrapar las promociones

Las mejores oportunidades se dan cuando hay promociones. En el caso de las bebidas como el whisky o el ron suele haber del tipo “3 x 2”, o que junto a algún perfume se regale un producto de cosmética.

Si en un país las tiendas tienen la política ‘tax free’, o sea que devuelven el IVA, pueden presentar precios más convenientes que los de un duty free en el aeropuerto

Sin embargo, si se compran tres botellas o cualquier otro producto de un volumen considerable, hay que tener en cuenta dos puntos importantes que pueden diluir el ahorro:

Uno es la política de equipajes de la compañía aérea. En el caso de Ryanair y otras aerolíneas de bajo coste como Wizz Air solo permiten subir un bulto a cabina.

Tener en la mano una bolsa con un licor o una buena dosis de chocolates y tabaco se considerará como un equipaje adicional, y obligarán al pasajero a pagar los recargos por llevarlo a bordo.

[Para leer más: Qué es lo que nunca deberías comprar en un aeropuerto]

Otro es el peso y volumen a cargar en el destino a visitar o de regreso al hogar. De poco sirve ahorrar unos euros en comprar tres bebidas si luego hay que tomar un taxi de regreso al hogar porque no hay manos suficientes para tantos bultos.

Los aeropuertos tienen buenos precios en perfumería.

Los aeropuertos europeos tienen buenos precios en perfumería.

Un ojo en los productos locales

Hay que analizar qué productos son más convenientes en las tiendas de destino. Productos delicatessen como el caviar, los aceites extra virgen, el salmón ahumado, los quesos o los embutidos también tendrán mejores precios en las calles y mercados que en los duty free.

También es válido para las bebidas, como el ron en los países caribeños o el whisky en Irlanda y Gran Bretaña. Pero en este caso, cabe recordar que el líquido será retenido en el control de seguridad, por lo que deberá despacharse con el equipaje.

Diferencias de precios entre duty free y comercios locales. Fuente: Skyscanner.

Diferencias de precios entre duty free y comercios locales. Fuente: Skyscanner.

Atención a los aranceles

Hay que tener en cuenta los límites legales de importación y aranceles. En España se pueden importar artículos comprados en el exterior por hasta 430 euros. La franquicia permite ingresar sin declarar un litro de una bebida con una graduación superior al 22%, y dos unidades si es inferior a ese porcentaje. En el tabaco, se puede entrar sin declarar 200 cigarrillos o 50 puros.

España permite importar artículos libremente por un valor de 430 euros

Cabe recordar que artículos como relojes o joyas pagan impuestos por la importación. Es cuestión de sacar números y saber si vale la pena comprarlos en la tienda del aeropuerto.

Lo que es poco recomendado es adquirir artículos electrónicos: la diferencia de precio suele ser mínima, y en caso de problemas en el funcionamiento no hay posibilidades de regresar a la tienda para reclamar.

La diferencia de precios en los artículos electrónicos es mínima.

La diferencia de precios en los artículos electrónicos es mínima.

Diferencias entre locales duty free del mundo

Los duty free pueden ser una buena forma de sacarse de encima esos últimos billetes de moneda local que quedaron del viaje. Sino, todos aceptan tarjeta de crédito, aunque al momento de comprar hay que tener en cuenta si hay recargos por pagar en otra divisa, con lo que el supuesto ahorro será menor.

Hay interesantes diferencias los países. Un análisis de Skscanner precisó que una botella de Martini Bianco es más barata en el duty free de Berlín, mientras que el whisky Jack Daniels Black Label es más conveniente en el de Nueva York-JFK.

Los comercios de este tipo en los aeropuertos españoles son más convenientes para comprar perfumes, pero los chocolates Toblerone o Ferrero Rocher son más caros en El Prat, Barajas o en cualquier aeropuerto europeo que en una tienda del barrio. Lo mismo sucede con el tabaco, que en las terminales españolas puede ser un 13% más caro.

Un estudio de The Points Guy reveló que los comercios de este tipo en Europa tienen las mejores promociones de perfumes y cosméticos, los del Caribe cuentan con interesantes ofertas en bebidas alcohólicas y los de Asia destacan por el precio del tabaco.

Por ello, es mejor sacar la calculadora antes que la tarjeta de crédito si uno quiere conseguir el mejor ahorro.