Aeropuertos inteligentes: así será la expansión de Aena

Aena apuesta por renovar su red bajo el concepto de 'aeropuertos inteligentes'. Foto: Aena.

Aeropuertos inteligentes: así será la expansión de Aena

El plan estratégico de Aena contempla crear una red de aeropuertos inteligentes e impulsar la expansión internacional

En la junta de accionistas de Aena su presidente Jaime García-Legaz adelantó algunos de los lineamientos del futuro Plan Estratégico 2018-2021, que se presentará a fines de abril.

Entre los principales puntos destacados de este plan se encuentra la intención de convertir a las terminales de Aena en una red de aeropuertos inteligentes, la expansión comercial y de gestión al exterior, y profundizar el negocio inmobiliario.

Más de 3.000 millones de euros en inversiones

Tras haber gestionado el paso de casi 250 millones de viajeros en el 2017 (registro que está en camino de superarse este año), Aena afronta el desafío del crecimiento sin perjudicar las operaciones.

Para ello se espera la concreción de inversiones por 1.751 millones de euros para Madrid-Barajas y de 1.594 millones para Barcelona-El Prat, para que puedan llegar a los 80 millones y 70 millones de viajeros anuales, respectivamente. 

A este monto se suma el Documento de Regulación Aeroportuaria 2017-2021 (DORA) que contempla una inversión total de 2.646 millones de euros.

La estrategia de Aena pasa por profundizar el concepto de ‘smart airports’, definió García-Legaz. Para ello, precisó, el ente buscará integrar los aeropuertos por medio del desarrollo de plataformas y soluciones digitales.

Qué son los aeropuertos inteligentes

Aeropuertos como Charles de Gaulle (París) hace tiempo que trabajan bajo este concepto, en donde las terminales funcionan como si fueran ‘edificios inteligentes’.

Más que un sitio de paso, lo que se busca es que el aeropuerto funcione con una serie de servicios que mejoren la experiencia del usuario, con espacios comerciales, gastronómicos y de ocio.

Los aeropuertos inteligentes buscan mejorar la experiencia de viaje del usuario e integrar todos los procesos bajo una mejor gestión de la información

Estos aeropuertos también desarrollan una tecnología que busca la personalización de los servicios, ya sea en el proceso de facturación, seguridad y en el embarque.

Transformación digital

Además se trata de que los diferentes estamentos de una terminal funcionen de forma más coordinada, gracias a un uso más eficaz en la distribución de la información.

En este sentido, García-Legaz anunció que en los próximos años se realizará un proceso de transformación digital de la compañía, “mediante el desarrollo de nuevas aplicaciones que garanticen la eficiencia de los procesos aeroportuarios”.

Motor económico

El presidente del ente aeroportuario afirmó que Aena actuará como un motor económico, para lo cual se expandirán a nuevas áreas de negocio, como el desarrollo inmobiliario y la inversión en terminales de otros países del mundo.

Por un lado, se trata de llevar adelante el desarrollo urbanístico de terrenos en los alrededores de Barcelona-El Prat y Madrid-Barajas, con un total de 450 hectáreas, entre 180 de la terminal catalana y 270 de la madrileña.

El objetivo es crear ‘ciudades aeroportuarias’, con hoteles, centros de negocios y de ocio, que implicará una inversión de 1.264 millones de euros.

Expansión internacional

La otra pata es la expansión internacional. Para diversos expertos consultados, que el 51% de Aena esté en manos del Estado genera reticencias por parte de los gobiernos extranjeros cuando se trata de privatizar o poner en venta parte del capital social de un aeropuerto.

Aena creará un vehículo financiero para invertir en las sociedades de otros aeropuertos

Para sortear esta traba, Aena contempla crear un vehículo financiero, en el que el ente sería un socio industrial con una participación minoritaria. De esta manera podría realizar adquisiciones de capital sin generar conflictos con las leyes de otros países.

Pero no a cualquier precio

Actualmente Aena cuenta con inversiones en 16 aeropuertos fuera de España. Entre ellos, destaca el de Luton, donde cuenta con el 51% del capital social, pero que rechazó ampliar al 100% porque el precio ofertado por el fondo francés Ardian (327 millones) “estaba muy por encima” de lo que la empresa pensaba pagar.

“No compraremos aeropuertos a precios desorbitados”, dijo García-Legaz ante la prensa. Si bien el presidente no dio nombres de los puntos donde tienen pensado expandirse, reconoció que la compañía tantea poner un pie en Japón, “un país que tiene muchas características para jugar bien dentro de la red de Aena”.