Air China acelera su expansión en Barcelona

Los A330-300 de Air China operarán entre julio y agosto.

Air China acelera su expansión en Barcelona

La aerolínea Air China incorpora aviones de más capacidad para la ruta entre Barcelona y Beijing durante el verano

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

10/04/2018 - 14:10h

Air China ampliará las plazas disponibles para los vuelos entre Barcelona y Bejing para el verano.

La aerolínea de bandera china anunció que dejará de usar los A330-200 en esta ruta e incorporará los A330-300 durante los meses de julio y agosto.

Gracias a estas aeronaves, cada vuelo podrá transportar hasta 75 pasajeros adicionales. Estas aeronaves cuentan con 30 plazas en la clase business, 16 en la económica premium y 255 en la económica.

Vuelos directos

Actualmente Air China cuenta con cuatro frecuencias entre Barcelona y Beijing, que operan los lunes, viernes, sábados y domingos.

En el verano cada vuelo de Air China podrá transportar hasta 75 pasajeros adicionales

A fines de marzo la aerolínea asiática comenzó a operar con vuelos directos entre ambas ciudades, y dejó de lado la escala técnica en Viena, que insumía 90 minutos de repostaje. Así, el tiempo de viaje actual se encuentra en torno a las 10 horas y 50 minutos.

Air China seguirá utilizando los A300-200 en la ruta Barcelona-Shanghái, que de los tres vuelos semanales en breve se pasarán a cuatro conexiones.

En tanto, esta aerolínea hace más de diez años que ofrece la ruta Madrid-Beijing, con cuatro frecuencias semanales, y también cuenta con el hub madrileño como puente hacia San Paulo (Brasil).

Más llegadas de visitantes chinos

El aumento en las plazas de estos vuelos va en paralelo al incremento en la llegada de visitantes del país asiático a España.

En el 2016 había solo dos conexiones directas entre el país y China, y actualmente hay ocho rutas sin escalas disponibles, con dos más en estudio. En total, hay 25 rutas aéreas entre los dos países.

Cielos abiertos

Además en diciembre del año pasado los gobiernos de ambos países firmaron un acuerdo para eliminar las barreras geográficas en las operaciones aéreas, lo que abrirá la puerta a nuevas conexiones.

El año pasado llegaron a España 513.725 turistas de aquel país, un 37% más que en el 2016. Los pasajeros en vuelos realizados aumentaron el 74,2% durante ese período.

Según las proyecciones de Aena, entre abril y junio las reservas en los vuelos previstos aumentarán un 32,7%.