Air France-KLM tiene nuevo presidente (y los conflictos siguen)

Benjamin Smith, nuevo presidente y CEO de Air France-KLM.

Air France-KLM tiene nuevo presidente (y los conflictos siguen)

El canadiense Benjamin Smith es el nuevo presidente y CEO de Air France-KLM, pero los sindicatos rechazan el nombramiento

El nombramiento de Benjamin Smith como presidente y consejero delegado del grupo Air France-KLM no tiene visos de frenar la combatividad laboral de los sindicatos. El nuevo directivo, proveniente de la jefatura de operaciones de Air Canada, es resistido por los representantes de los trabajadores porque consideran que dar el mando a un canadiense es dejar que el consorcio “caiga en manos extranjeras”.

Smith llena el vacío en la cúpula de la aerolínea francesa tras la renuncia de Jean-Marc Janaillac en mayo, luego de perder una consulta entre los trabajadores con su propuesta de aumento salarial y acabar con las huelgas en la compañía.

La solución provisoria

Como solución temporal se nombró a Anne-Marie Couderc como presidenta no ejecutiva del grupo, mientras que las funciones ejecutivas recayeron en los directores generales Franck Terner en Air France y Pieter Elbers en KLM. De todas maneras Courdec seguirá en su puesto hasta el 30 de septiembre, fecha marcada para el traspaso de funciones.

Smith dijo que sus primeros pasos tendrán tres objetivos: “revitalizar” a Air France, darle un nuevo impulso estratégico al grupo franco-holandés y cambiar el estilo de liderazgo de las aerolíneas del consorcio.

Los sindicatos no quieren a un extranjero en Air France

Smith había iniciado su carrera empresarial en Air Ontario y luego llegó a Air Canada, donde encaró la creación de la filial de bajo coste Rouge.

Los sindicatos no rechazan a Smith por su plan de trabajo o sus antecedentes laborales, sino porque nació en Canadá. "Es inconcebible que la compañía Air France, francesa desde 1933, caiga en manos de un líder extranjero cuya candidatura sería impulsada por un grupo industrial rival", lamentaron en un comunicado conjunto, en el que señalan a Delta Air Lines como una de las impulsoras de su llegada.

Los sindicatos de Air France rechazan al nuevo presidente y CEO porque no nació en Francia

Después de que el Estado francés diera luz verde a su nombramiento (es el mayor accionista, con el 14,3% del capital social), los representantes sindicales dijeron que la llegada del nuevo directivo se da en medio de “una guerra económica comercial”, y criticaron que su elección no tuvo la transparencia necesaria.

Vuelven los conflictos a Air France

El aterrizaje de Smith diluye la precaria pax-laboral que se había mantenido en los últimos meses. El presidente del Sindicato Nacional de Pilotos de Aerolíneas Philippe Evain anunció que se baraja emprender una ola de huelgas de 15 días.

Los sindicatos de Air France exigen aumentos salariales, al considerar que la compañía había dejado los números rojos y podía afrontar mejoras en las nóminas de los trabajadores. Pero las 15 jornadas de paros entre febrero y mayo lastraron los resultados de la aerolínea francesa, con un coste de 375 millones de euros.

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, había dicho que no se asumirán sus deudas.

KLM presenta un panorama de más estabilidad, pero los conflictos laborales de su asociado crean una onda expansiva que la enfrenta a una amenaza de movilizaciones por parte de sus pilotos, que reclaman mejores condiciones laborales y salariales.

Los mercados miran con cautela el nombramiento tras la luz verde del Elíseo en la noche de jueves y el recelo de los sindicatos. En las primeras horas del viernes, los valores de Air France-KLM caen el 3,2% en la bolsa de París.