Air France recorta su flota de A380

Air France cuenta con una flota de 10 aviones A380, que será reducida en los próximos años.

Air France recorta su flota de A380

Air France devolverá los A380 alquilados, y reconfigurará los cinco de su propiedad para que sean más competitivos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

26/11/2018 - 10:47h

Air France quiere desprenderse de sus A380. La aerolínea cuenta con una flota de 10 aeronaves de este tipo, de las que cinco son alquiladas a la empresa de leasing Dr. Peters. Por lo menos dos de ellas serán devueltas a fines de 2019, y tampoco se descarta que no renueve los contratos de los otros tres aviones cuando finalicen en 2021.

La decisión del nuevo gerente general de Air France-KLM, Ben Smith, sigue la línea de su predecesor Jean-Marc Janaillac de reducir la flota de los A380, pero sin dejar totalmente de lado a este gigante de los aires.

Según informa Les Echos, el dilema de Air France es que si la flota se reduce a cinco unidades de los A380, su operatividad será más complicada. Pero tener más aviones le implica el desafío de volar con una alta ocupación en sus 550 plazas para que el negocio sea viable.

El problema del mercado de segunda mano

Los cinco A380 que son de propiedad de Air France seguirán volando, por lo difícil que es reubicarlos en el mercado de segunda mano sin riesgos de tener una importante pérdida económica.

A Air France se le complica colocar los A380 en el mercado de segunda mano, pero este punto le puede servir para renegociar los contratos de leasing

Pero este punto también puede servir a Air France para renegociar los contratos de alquiler con el grupo alemán Dr. Peters, y obtener un valioso descuento en una hipotética renovación de las otras tres aeronaves.

Inversión en la cabina

Las cinco unidades que seguirán volando para Air France se someterán a una reconfiguración de la cabina, donde la clase ejecutiva estará dotada con nuevos asientos que se inclinan 180 grados.

Estos cambios implicarán una inversión de 45 millones de euros por avión, y el objetivo es captar más pasajeros de alto poder adquisitivo que permitan a estos vuelos ser más rentables.

El A350 conquista los corazones

Actualmente Air France opera los A380 para volar desde París a Nueva York, Los Ángeles, Miami, México, Abiyán (Costa del Marfil), Johannesburgo y Shanghái.

El desinterés de la aerolínea francesa por ese coloso de Airbus no es nuevo: en 2014 la compañía reconvirtió la orden de compra de dos aviones por un par de A350.

Este avión, con un alcance similar al del A380 (sobre todo en la versión A350-1000), tiene a su favor un consumo de combustible considerablemente menor. Su capacidad es de 270 a 350 pasajeros.

Por ello, excepto en aquellos destinos con una alta demanda de billetes, a las compañías les sale más rentable operar con este avión de largo radio de Airbus que con el A380.