Los negocios de Air Nostrum para compensar el bloqueo a su AVE

Los negocios de Air Nostrum para compensar el bloqueo a su AVE.

Los negocios de Air Nostrum para compensar el bloqueo a su AVE

Air Nostrum desarrolla negocios en Malta, Irlanda y Paraguay mientras su proyecto de AVE entre Madrid y Montpellier sigue bloqueado

Jordi Velert

Madrid

22/01/2018 - 11:25h

Más allá del AVE privado de Air Nostrum entre Madrid y Montpellier, bloqueado por un recurso de Fomento, la aerolínea valenciana se ha abierto mercado en los últimos años en la extinción de incendios, el alquiler de aviones y los vuelos privados de trabajadores de la industria del petróleo, sin perder de vista el negocio principal como operadora de vuelos regionales.

La crisis y la salida de Iberia del aeropuerto de El Prat golpearon a la aerolínea, que entró en pérdidas en 2012 y afrontó un recorte de personal y de rutas. Superada la reestructuración, desde 2014 Air Nostrum registra beneficios y en su 24º año sus accionistas han desembarcado en nuevos negocios a través de nueve sociedades, entre las que se incluye Intermodalidad de Levante  (ILSA), la empresa destinada a competir con Renfe en el transporte ferroviario.

El negocio más joven de los dueños de Air Nostrum es la extinción de incendios. En 2016 fundó Planificación y Soluciones Aéreas (Plysa) con el fin de participar en concursos públicos para apagar fuegos. Esta sociedad está adquiriendo aviones y contratando pilotos para optar a contratos este mismo año, según informó el pasado miércoles Levante-EMV

Negocios en Malta, Irlanda y Paraguay

Fuera de España, los propietarios de Air Nostrum tienen empresas en Malta, Irlanda, Paraguay y Argentina. En la isla mediterránea compró en noviembre de 2017 Medavia, que conecta Malta con Libia y ofrece vuelos privados para profesionales de petroleras a zonas de prospección y trabajadores de organizaciones humanitarias. Mientras, en Irlanda cuenta con Hibernian Airlines y Saimer. La primera se dedica al alquiler de aviones con tripulación y la segunda, a alquilar aviones sin tripulación.

La actividad más similar al negocio de la aerolínea en España es la que desempeña Amaszonas del Paraguay, que opera vuelos desde Asunción. En el mismo país también posee ANTA, una empresa de mantenimiento de aviones.

Argentina es otro foco de interés para la compañía valenciana, tras desprenderse en 2016 de su participación en Sol Líneas Aéreas por un cambio en la cúpula de la compañía del país latinoamericano. Ahora opera tímidamente con Flyest, una aerolínea de vuelos chárter que empezó a funcionar en mayo de 2017.

Holding internacional

Para agrupar los negocios internacionales, el principal accionista de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, creó Inversiones Líneas Aéreas Internacionales (ILAI). En esta empresa posee el 54% del capital el propio Bertomeu y un 30% está repartido a partes iguales entre Antonio Pellicer y José Remohí, fundadores del Instituto Valenciano de Infertilidad.

ILAI registró 138.652 euros en pérdidas en 2016 (un 310% más). En este ejercicio solo se contabiliza el 50% del capital que posee esta empresa en Amaszonas del Paraguay, con pérdidas de 3.434 euros; y el 99% del capital de ANTA, que arrojó 232 euros de beneficio. La incorporación en 2017 de nuevas empresas augura una mejora de resultados.