La familia de Airbus crece para plantar cara a Boeing

El A220-300 de Airbus refuerza la competencia por los aviones de hasta 150 plazas.

La familia de Airbus crece para plantar cara a Boeing

Airbus presenta los nuevos A220-100 y A220-300, modelos de pasillo único desarrollados por Bombardier con una capacidad máxima de 150 plazas

Los modelos de pasillo único, con una capacidad máxima de 150 plazas, son el nuevo campo de batalla entre Airbus y Boeing. El consorcio europeo, que compró el 50% de la canadiense C Series Aircraft Limited Partnership (CSALP), rebautizó a dos modelos Bombardier como A220-100 y A220-300, y planta cara a los planes del fabricante norteamericano tras su absorción de Embraer.

Los nuevos aviones en realidad son los modelos CS100 y CS300 de Bombardier, y se integran a la gama de aviones de pasillo único que integran el A319, el A320 y el A321.

Precisamente la idea de Airbus es que estos modelos se complementen con la familia de los A320neo, la línea más vendida por el fabricante europeo (a pesar de los problemas en sus motores).

Importante demanda comercial

Airbus confía en poder vender alrededor de 3.000 aviones de estos modelos en las próximas dos décadas, dijo David Dufrenois, jefe de ventas de CSeries. Uno de los objetivos prioritarios es seducir a Jet Blue con estas aeronaves y ganar esta competencia a Boeing-Embraer.

El director comercial de Airbus, Eric Schulz, en la ceremonia de presentación, dijo que confía en el éxito de las ventas del A220, dado que su tecnología le da "una ventaja decisiva en un entorno de mercado muy competitivo".

Airbus y Boeing, de la mano de Bombardier y Embraer, competirán duramente para conquistar a las aerolíneas asiáticas, que tienen una alta demanda de aviones de hasta 150 plazas

"He recibido una gran cantidad de comentarios positivos de los clientes con respecto a la aeronave, a la experiencia excepcional del pasajero, a su menor consumo de combustible, menor peso y motores más silenciosos", afirmó, razones que contribuyen al optimismo del fabricante sobre su "gran éxito comercial" futuro.

Un sector poco atendido

Hasta ahora Airbus y Boeing se habían concentrado en promocionar sus modelos medianos y grandes. Los aviones con menos de 150 asientos habían sido relegados a una posición secundaria.

Pero con la llegada de los A220 a Airbus, y con la creación de una ‘joint venture’ entre Boeing y Embraer, se abre una nueva competencia que tendrá a las aerolíneas asiáticas (y más que nada de China) como sus objetivos principales.

Esta región está creciendo su tráfico aéreo aceleradamente, potenciado por la llegada de compañías de bajo coste que ofrecen vuelos de corto y medio radio. Y tiene una urgente demanda de aviones de este tipo.