Airbus se sienta a negociar los despidos

Aunque el A380 tiene asegurada su producción por 10 años, Airbus no descarta que haya despidos.

Airbus se sienta a negociar los despidos

Los directivos de Airbus aseguran que los despidos no llegan a 3.600, pero reconocen que comenzarán a negociar con el comité de empresa europeo

El miércoles 7 de marzo Airbus comunicará al Comité de Empresa Europeo cuáles serán los despidos que alcanzará a las plantas de España, Reino Unido y Alemania, por una disminución en la producción del A380 y el avión militar A400M.

Al día siguiente, el comité de empresa de las plantas recibirán la comunicación de cuánto afectará en las factorías de cada país.

Tensa espera de los sindicatos

Por ahora los sindicatos no quieren mover ficha en su estrategia hasta no tener en claro cuánto es el impacto en cada planta. Asimismo, fuentes del comité interempresas de Airbus indicaron a Cerodosbé que no tienen cifras precisas de cuántos despidos podría plantear el fabricante europeo en las fábricas españolas.

Las reducciones de personal ya habían sido anunciadas en septiembre por el presidente de Airbus España, Fernando Alonso, pero este fin de semana el semanario francés Challenges afirmó que Airbus planteaba despedir a 3.600 trabajadores en España, Alemania y Reino Unido.

Airbus dice que la cifra de 3.600 despidos es “exagerada”

En un comunicado, la empresa dijo que la cifra dada por Challenges como "exagerada", pero no reveló cuál sería el número de despidos que propondrá.

El semanario francés informó que entre las plantas afectadas está la española de Sevilla, donde se ensambla en A400M, además de las alemanas de Bremen y Augsburgo (y probablemente las de Hamburgo y Stade) y la británica de Filton.

Menor producción del A380 y el A400M

El fabricante anunció hace unas semanas que solo produciría un ejemplar A380 frente a los 27 que salieron de sus plantas en 2015, una reducción destinada a adaptarse a la menor demanda. El consorcio estudió la posibilidad de detener su producción, antes de que en enero un encargo de la aerolínea Emirates de 36 aviones salvara el programa, al menos para los próximos diez años.

Algo similar ocurre con el A400M, que acumula retrasos y sobrecostes y que Airbus pretende producir a un ritmo menor, hasta los 15 aviones este año y 11 el siguiente.