Airbus se puede quedar sin alas por culpa del brexit

La planta de Broughton de Airbus se dedica a la fabricación de alas.

Airbus se puede quedar sin alas por culpa del brexit

Airbus acumula stock para sus aviones antes de que la llegada del "brexit" complique las exportaciones desde el Reino Unido

Las turbulencias en las negociaciones entre Londres y la Unión Europea atemorizan a Airbus, que se preparan para un “brexit” duro. El fabricante europeo trabaja contrarreloj para almacenar un colchón de componentes que le permita seguir produciendo sin retrasos por los controles en las aduanas.

El presidente de la compañía para España, Fernando Alonso, dijo que si bien no tiene dudas de que el gobierno británico cumplirá sus compromisos con el grupo aeronáutico europeo y con cualquier otra compañía, "como una empresa responsable que somos, tenemos que prepararnos para el peor de los casos".

Uno de los centros de producción más importantes

Airbus cuenta con siete plantas y 15.000 empleados en el Reino Unido. Allí se producen componentes como las alas, que luego se trasladan al continente, así como a las líneas de montaje en Asia y América, para ensamblarlas en los fuselajes.

Cada día, desde las islas británicas se despachan tres alas de aviones, que se suman a la cadena que permite fabricar 800 aviones por año. Si se produce un “brexit” duro, la producción se puede ver seriamente afectada por los retrasos que producirían las nuevas trabas aduaneras.

Importante inversión económica

Alonso dijo que el grupo realizará una importante inversión económica para crear un colchón de inventario en aproximadamente un mes.

Desde el Reino Unido se despachan tres alas por día para los aviones que se ensamblan en Europa, América y Asia

Esta decisión, dijo el directivo, “tiene un costo elevado, pero es la manera de asegurarnos ante problemas de retrasos" que puedan producirse al paso por las aduanas, indicó.

Airbus amenaza con irse del Reino Unido

El ‘peor de los escenarios’ también contempla la retirada de Airbus del suelo británico. El jefe de operaciones de Airbus, Tom Williams, había dicho que la salida del país del mercado europeo sin una transición pactada implicará “fuertes interrupciones de la producción”.

Ese panorama, dijo el directivo, obligaría a Airbus a reconsiderar sus inversiones en el Reino Unido y su implantación a largo plazo en el país”. O sea, el fabricante aeronáutico tiene pocas ganas de continuar en ese país si lo que encuentra son solo trabas para llevar adelante su producción.

Airbus invierte de 5.700 millones de euros al año en el Reino Unido

Además Williams recordó que esta decisión socavará “seriamente los esfuerzos del Reino Unido para mantener una industria aeroespacial competitiva e innovadora”.

Además de los puestos de trabajo directo, Airbus cuenta con una red de 4.000 proveedores de materiales y tecnología en Gran Bretaña, país en el que invierten 5.700 millones de euros al año, y que ahora están en peligro de retirarse.