Airbus amenaza con dar un portazo del Reino Unido

La planta de Broughton de Airbus se dedica a la fabricación de alas.

Airbus amenaza con dar un portazo del Reino Unido

Airbus pone en peligro 15.000 puestos de trabajo en el Reino Unido. El fabricante amenaza con retirar sus inversiones si no hay un acuerdo por el “brexit"

Las inversiones de Airbus en el Reino Unido están en peligro. El fabricante aeronáutico amenazó con replantearse su presencia en el país si Londres sigue adelante con el “brexit” sin firmar un acuerdo con la Unión Europea.

El jefe de operaciones de Airbus, Tom Williams, dijo que la salida del país del mercado europeo sin una transición pactada implicará “fuertes interrupciones de la producción británica”.

"Este escenario obligaría a Airbus a reconsiderar sus inversiones en el Reino Unido y su implantación a largo plazo en el país”, dijo Williams en un comunicado, lo que –subrayó- socavará “seriamente los esfuerzos del Reino Unido para mantener una industria aeroespacial competitiva e innovadora”.

Consecuencias negativas

Sea cual sea el escenario, el directivo dijo que el “brexit” tiene “graves consecuencias negativas” para la industria aeroespacial británica y para Airbus en particular.

Airbus invierte 5.700 millones de euros al año en el Reino Unido en una red de 4.000 proveedores de materiales y tecnología

Por ello el fabricante europeo exigió que Londres precise cuáles serán los pasos pragmáticos que la compañía debería dar para operar de manera competitiva.

Plazos muy breves

Airbus afirmó que el periodo de transición del divorcio de la UE, que vence en diciembre de 2020, es demasiado corto para poner en marcha los cambios necesarios en la cadena de suministros.

Ante la falta de una línea de acción clara por parte de Londres, Airbus dijo que se abstendría de ampliar su cartera de suministradores en tierras británicas.

El consorcio europeo invierte cada año 5.700 millones de euros en 4.000 compañías proveedoras de materiales y tecnología. El fabricante cuenta con 15.000 trabajadores distribuidos en 25 factorías, cuyo futuro ahora pende de un hilo.