Airbus desafía a Trump con un mega acuerdo con China

El Airbus 320neo se convirtió en el caballito de batalla en la disputa entre EEUU y China.

Airbus desafía a Trump con un mega acuerdo con China

Airbus negocia un acuerdo por más de 15.000 millones de euros con el gobierno chino, enzarzado en plena guerra económica con EEUU

Airbus no tiene miedo a las amenazas de sanciones de la Casa Blanca por comerciar con China. Tiene en sus manos un acuerdo que podría llegar a los 15.370 millones de euros, y no lo piensa dejar escapar.

El fabricante europeo envió a China una delegación encabezada por su consejero delegado Tom Enders y por el presidente de la división de aviones comerciales, Guillaume Faury. El objetivo fue cerrar la posible venta de 180 aviones A320neo, el más vendido entre los modelos de fuselaje estrecho en la compañía, informa Bloomberg.

Además los ejecutivos mantendrán una agenda de eventos sociales, como la conmemoración del décimo aniversario de la primera línea de ensamblaje en tierra china, y la inauguración de una planta de helicópteros.

Demostración ante EEUU

El acuerdo entre Airbus y el gobierno chino por los 180 aviones no está totalmente cerrado, pero la administración de Xi Jinping tiene prisa por firmar el trato para exhibir las adquisiciones en la próxima Exposición Internacional de Importaciones de China en Shanghái, que se realizará el 5 de noviembre.

Beijing tiene prisa por cerrar el acuerdo por 180 aviones A320neo para demostrar su poderío comercial frente a EEUU

En este evento comercial, el gobierno chino quieren lanzar una serie de medidas para “demostrar el papel de la nación en el comercio mundial”, indicaron. O sea, presumir de poderío industrial en medio de la guerra comercial con Estados Unidos

La pugna por el mayor mercado del mundo

Los directivos de Airbus se manejan con cautela en las negociaciones. China se convirtió en un campo de batalla de las disputas entre el fabricante europeo y su competidor Boeing, que pugnan codo a codo por conquistar el que será el mercado más grande del mundo en las próximas décadas.

Además Enders recuerda que el acuerdo por los A320 ya fracasó dos veces, durante las visitas a Beijing del presidente francés Emmanuel Macron y del primer ministro Edouard Philippe.

Amenaza de aranceles a Boeing

Por otra parte Airbus quiere aprovechar que Boeing recibe esquirlas del fuego cruzado entre Washington y Beijing. El gobierno chino advirtió con aplicar sanciones al fabricante norteamericano, como la amenaza de aranceles del 25% a las importaciones de aviones de fuselaje estrecho de la serie 737. Sin embargo, estos recargos no se aplicarían a los modelos 737MAX.

Según precisa el experto John Strickland, una punto a favor de Airbus es que cuenta con el respaldo de la producción local de los A320. “Asegurar un pedido a gran escala para apoyar al mercado doméstico chino, que no para de crecer, sería una gran ventaja para Airbus, y el gobierno enviaría una clara señal a los Estados Unidos en plena escalada de la guerra comercial”.