Airbus diseña un avión a medida de Amazon

El A330neo podría ser reconvertido en un avión de carga para atender a la demanda de gigantes como Amazon.

Airbus diseña un avión a medida de Amazon

Airbus evalúa rediseñar el A330neo para adaptarlo a la logística de Amazon y otros gigantes de la distribución

Airbus puso a sus ingenieros a calcular si es posible rediseñar el A330neo para convertirlo en un avión de carga con un fuselaje más ancho, y así poder satisfacer la demanda de gigantes de la logística como Amazon y United Parcel Service (UPS).

Tras una década de ventas mínimas el sector del transporte aéreo de cargas está repuntando. Por la expansión del comercio electrónico, donde Amazon es el principal protagonista, las empresas de logística y distribución necesitan más aeronaves y que transporten más cargas a los diferentes puntos del planeta.

Repunte del sector de cargas

El interés de Amazon y UPS por expandir sus flotas puede generar un nuevo boom de ventas para el A330neo, que desde su lanzamiento en 2014 ha tenido solo 214 ventas, y que actualmente no es el modelo favorito de las aerolíneas comerciales, informa Bloomberg.

Amazon y UPS solicitaron a Airbus que amplíe la capacidad del fuselaje del A330neo

Por otra parte Amazon proyecta contar con una flota de 40 aeronaves B767 para usar en su flota Primer Air. Para albergarlos está invirtiendo 1.500 millones de dólares en construir un centro de operaciones aéreas cerca de Cincinatti.

Más carga –aunque cueste más-

El A330-900neo tiene una autonomía de 12.000 kilómetros, y tanto Amazon como UPS solicitaron a Airbus que aumente la capacidad del fuselaje, que actualmente mide 5,8 metros, para poder llevar más carga.

Antes que el rendimiento de combustible las empresas de logística están mas preocupadas por el coste de la aeronave y su capacidad para transportar mercaderías.

Competencia contra Boeing

Este nuevo modelo de carga plantearía una competencia directa contra el B767-300 de Boeing, y aumentaría el portfolio de aeronaves de carga de Airbus, integrado por el A330-200F, de tamaño medio; el A330-200PF, y el gigante A300-600ST, más conocido como ‘Beluga’. De este último el fabricante europeo está desarrollando el BelugaXL, que podría entrar en servicio para 2019.

Otra alternativa que baraja Airbus es dotar de nuevos motores al modelo inicial del A330 (conocido como A330ceo), lo que quizás podría abrirle camino al dominio de Boeing en el sector de las cargas.

De hecho, el fabricante norteamericano cuenta con 196 pedidos para el 767-300, casi cinco veces más que los A330-200F encargados a Airbus.