Airbus gana 1.000 millones menos con la nueva contabilidad

Bajo el nuevo sistema de contabilidad, los ingresos de Airbus serían de 7.750 millones de euros menos.

Airbus gana 1.000 millones menos con la nueva contabilidad

Según el nuevo sistema de contabilidad el fabricante europeo habría tenido 7.700 millones de euros menos en ingresos

A partir de este año Airbus comenzó a utilizar un nuevo sistema de contabilidad llamado NIIF 15, acrónimo de Norma Internacional de Información Financiera.

Para saber cómo deberían figurar los resultados , el fabricante europeo revisó sus números bajo esta normativa, y evidenció que el año pasado sus resultados netos de explotación (ebit) deberían haber sido de 1.000 millones de euros menos.

Reajuste en los resultados

En concreto, el ebit ajustado de la compañía aeronáutica pasa de los 4.253 millones de euros que declaró en febrero, cuando presentó sus resultados de 2017, a 3.190 millones de euros.

La mayor bajada se da en el segmento de Aviación Comercial, que cae en 765 millones. Le siguen el área de Defensa y Espacio, con 174 millones menos, y Helicópteros, con una rebaja de 138 millones.

Ingresos por 7.750 millones menos

La NIIF 15, que establece una nueva forma de contabilizar los ingresos derivados de contratos con clientes, también ha tenido efecto en la facturación de Airbus. En febrero presentó unos ingresos de 66.767 millones de euros, mientras que, conforme a la nueva normativa, la facturación se ha situado en 59.022 millones, 7.745 millones menos.

Sin impacto en los resultados

La mayor bajada también se produce en el segmento de Aviación Comercial, que registra una bajada de 7.417 millones de euros. La facturación del área de Defensa y Espacio ha caído 208 millones, mientras que la de Helicópteros lo ha hecho en 115 millones.

Airbus ha publicado estos ajustes con motivos comparativos de cara a la presentación de sus resultados del primer trimestre de 2018, el próximo 27 de abril, que estarán bajo los estándares de la NIIF 15. La nueva normativa financiera se empezó a aplicar en enero de este año, por lo que no tiene efectos reales para los datos ya consolidados del año pasado.