Airbus impacienta a los sindicatos en la crisis del A380

Los sindicatos se impacientan por la falta de respuestas de Airbus ante la crisis del A380.

Airbus impacienta a los sindicatos en la crisis del A380

Airbus no informa cómo impactará los ajustes en las fábricas, mientras dice al gobierno andaluz que la producción está garantizada

“Nos está tomando el pelo”. Así describe el sindicalista de UGT Manuel Jiménez la sensación de los trabajadores y las centrales obreras por la falta de definiciones de Airbus respecto al ajuste de sus plantas españolas por la crisis del A380 y el A400M.

Airbus anunció que reducirá 3.700 empleos en Europa, de los cuales entre 800 y 850 serán de las factorías que tienen en Andalucía, Madrid y Castilla-La Mancha. Y eso sin contar el perjuicio que se expande a los proveedores complementarios. “Por cada puesto de trabajo que se pierde en Airbus se caen cinco en la industria auxiliar”, dijo Jiménez, secretario general de la Federación de Industria (UGT-Andalucía).

“La empresa no concreta nada”

Este sindicalista indicó a Europa Press que el fabricante europeo no definió el impacto del empleo en las fábricas, y dijo que Airbus “no puede tirar al retrete” las inversiones que las administraciones han puesto encima de la mesa. “La empresa no concreta nada, lo deja todo en el aire”, apuntó.

Los sindicalistas dicen que Airbus está jugando “al gato y al ratón” con la Junta de Andalucía y los trabajadores

Airbus cuenta con fábricas en Getafe, Illescas (Toledo), Sevilla, el Puerto de Santa María y el Puerto Real (Cádiz), además de numerosos proveedores de componentes. La caída en las ventas del A380 ha llevado a la empresa a ralentizar su producción a seis unidades anuales, a partir del 2020; mientras que el transporte militar A400M se ajustará a ocho unidades al año.

Doble rasero con la Junta de Andalucía

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, dijo que Airbus le aseguró que la carga de trabajo de esos dos modelos se mantendrá hasta el 2030, por lo menos, porque “están vendidos todos (los aviones) que en estos momentos se están desarrollando en las distintas plantas de ensamblaje” que hay en la comunidad autónoma, precisó.

Para el representante de UGT el fabricante “está jugando al gato y al ratón”, porque el consorcio europeo –dice- no le ha informado los datos de la caída de producción de estas aeronaves.

Los sindicatos no mueven ficha

El 15 de marzo Airbus citó a los comité intercentros para detallarles cómo impactará el ajuste en las plantas. Según lo que se informe en la reunión UGT decidirá si convoca una huelga general en el sector aeronáutico.

Por parte de CCOO, prefieren esperar al encuentro de la semana que viene para decidir qué pasos tomar. “Habrá que saber la medida real de cuántos trabajadores sobran de unas fábricas y cuántos se incorporan a otras para valorar el impacto de los ajustes”, dijo José Manuel Moreno Cerrejón, secretario general de la Federación de Industria de CCOO-Andalucía.

Airbus pide flexibilidad

Airbus se ha limitado a anunciar que aplicará medidas de flexibilidad para recolocar a los trabajadores en las distintas factorías durante los próximos tres años para minimizar el impacto de las bajas.

La empresa dijo que “no es nuevo” que haya programas que suban y bajen la producción, y recordó que el convenio colectivo de los trabajadores de Airbus, permite recolocaciones entre programas y divisiones.