Airbus lucha contrarreloj para llegar a los 800 aviones fabricados

Los A320 y sus versiones Neo son uno de los modelos más exitosos de Airbus. Foto: Airbus

Airbus lucha contrarreloj para llegar a los 800 aviones fabricados

Tras un año de problemas Airbus exprime sus esfuerzos para llegar al hito de 800 aviones, 300 menos de los vendidos el año pasado

Este año no ha sido sencillo para Airbus, pero el fabricante sigue trabajando contrarreloj para llegar a la meta de 800 aviones fabricados, un hito que se puede considerar a la baja tras las 1.100 aeronaves vendidas en el 2017.

El consorcio europeo pisó el acelerador en diciembre para alcanzar los 127 aviones fabricados, mientras que el director de marketing Christian Scherer y su equipo trabajaban para lograr la mayor cantidad de órdenes posibles antes de que termine el año.

En noviembre Airbus llegó a fabricar 89 unidades, 15 más que el mismo mes el año pasado, por lo que sus directivos confían en lograr el objetivo.

Rebajando los objetivos

En un principio Airbus se había propuesto llegar a los 820 aviones fabricados, pero en la publicación de los resultados del tercer trimestre rebajó esa cifra.

Airbus se propuso llegar a los 820 aviones fabricados, pero rebajó las expectativas tras la publicación de los resultados del tercer trimestre

Incluso se plantea incluir en las estadísticas las ventas del A220, que en realidad es el CS100 y el CS300 de Bombardier rebautizado con un nuevo nombre tras la compra del 50% de su fabricante.

Alivio con el A380

La presión por alcanzar los objetivos tuvo un leve alivio cuando Emirates aceptó recibir dos A380 que antes se había negado a comprar, a raíz de una disputa con los fabricantes de motores Rolls-Royce.

Precisamente las fallas en las producción de las turbinas fue una pesadilla constante para Airbus, porque los retrasos de sus proveedores llevaba a que se complique las entregas de sus modelos más exitosos, como el A320neo.

Otro problema que tuvo que afrontar Airbus fue el retraso de los pagos de HNA, que derivó en un atasco en la producción de los A330, porque la compañía no podía entregarlos hasta que la aerolínea no regularice su situación financiera.

Pierde la batalla contra Boeing

Aunque Airbus pueda alcanzar su meta, Boeing seguramente volverá a coronarse como el mayor fabricante del mundo. El fabricante de EEUU mantiene operativas sus plantas en la vacaciones navideñas y no le costará mucho llegar a las 815 unidades comprometidas.

Aunque pueda sumar los A220, este año Airbus no tuvo el fuerte empujón que recibió por parte de Indigo Partners, al filo de que termine el 2017, por 430 aviones (y 4.500 millones de euros) y que permitió que la compañía llegue a las 1.100 unidades.

A lo sumo, en diciembre cerró un acuerdo por más de 10.040 millones de euros con Avolon para fabricar 100 aviones de la familia del A320neo, operación que había sido anunciada en la feria aeronáutica de Farnborough, donde Airbus firmó las ventas de 431 aviones por 54.100 millones de euros.