Airbus noquea a Boeing en la feria aeronáutica de París

El salón aeronáutico de París tuvo una de las peores performances comerciales de los últimos años. Foto: Airbus.

Airbus noquea a Boeing en la feria aeronáutica de París

Airbus supera con comodidad a Boeing en ventas e intenciones de compra. Y está decidido a pujar por la mega orden de IAG de 200 aviones de pasillo único

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

20/06/2019 - 18:34h

En el último día de transacciones en el salón aeronáutico Paris Air Show, Airbus se coronó como el campeón de la edición 2019. El fabricante europeo logró 383 órdenes de compras y cartas de intención frente a las 232 que consiguió Boeing, según un cálculo de Flightglobal.

El balance final de esta exposición fue poco optimista: en total hubo 861 operaciones comerciales cerradas, un 30% menos que la edición de hace dos años, y un 41% más bajo respecto al otro gran salón aeronáutico, el de Farnborough.

El primer golpe de Airbus

Airbus golpeó primero con la presentación del A321XLR, el avión de pasillo único que puede llegar a los 8.700 kilómetros y transportar a 244 pasajeros.

En los cuatro días de la feria aeronáutica el fabricante europeo llegó a firmar 226 órdenes, entre 48 pedidos firmes, 79 opciones y 99 conversiones del modelo A321 que sus clientes habían encargado anteriormente.

[Para leer más: IAG lanza un salvavidas a Boeing, comprará 200 B737 MAX]

Qantas (con 36 pedidos), American Airlines e Indigo Partners (con 50 órdenes cada uno) fueron las compañías que realizaron los pedidos más importantes.

Airbus presenta el A321XLR en el salón aeronáutico de París. Foto: Airbus.
El A321XLR es la revelación del salón aeronáutico de París. Foto: Airbus.

La última edición la feria Paris Air Show logró un 40% menos de ventas que el salón de Farnborough (Reino Unido) del año pasado

Tampoco le fue tan mal al A320, que logró 127 compromisos de compra. Le siguen el pequeño A220 con 85 pedidos y el A330neo, con 24 órdenes.

El peor panorama para Boeing

Boeing había llegado al salón de París arrastrando los pies. Los problemas en los motores GE9X evaporaron la posibilidad de presentar en sociedad el B777X, el bimotor más largo del mundo.

PAS2019 A350 1000 flying display 01 day 4 012
Exhibición del A350-1000 en París. Foto: Airbus.

Y atrapado en la crisis del B737 MAX, ni siquiera atinó a ofrecer al mercado la propuesta de un nuevo avión para el segmento NMA (acrónimo de New Midsize Airplane, Nuevo Avión de tamaño Medio), que posiblemente sea conocido como B797.

IAG al rescate

Ante ese panorama Airbus pensaba en que su competidor caería rápidamente por un knock out fulminante, pero IAG le lanzó un salvavidas.

El consorcio formado por British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus firmó una carta de intención para adquirir 200 aviones del tipo MAX, el mismo modelo que tiene prohibido volar desde febrero tras el accidente de Etiopía.

Si no fuera por este pedido, Boeing habría conseguido solo 32 órdenes, y hubiera sido el peor desempeño en la historia de este evento.

Airbus quiere pujar por la mega compra

Esta intención de compra sorprendió a Airbus –así como al resto del mercado-, y el fabricante europeo está decidido a luchar para evitar que su rival cierre esta mega orden, cuyo valor supera los 21.400 millones de euros.

[Para leer más: El A321XLR se convierte en la estrella de París]

Los directivos de Airbus como su CEO Guillaume Faury y su gerente de ventas Christian Scherer recordaron que una carta de intención no significa que el acuerdo esté cerrado.

b737 max8 15 970x5972
La carta de intención para comprar 200 B737 MAX sorprendió a Airbus. Foto: Boeing.

Los B737 MAX que IAG pretende comprar son para sus operaciones de corto radio, como las que realiza Vueling y Level, y parte de British Airways.

Airbus pretende pujar contra Boeing por la intención de compra de IAG de 200 aviones

Scherer recordó que la flota de pasillo único del grupo aeronáutico está conformada por aviones de la familia del A320. “IAG es un muy buen cliente. Y nuestra intención es competir por este pedido”, dijo a los periodistas en París.

Faury reconoció que busca una manera de ofrecer una propuesta a IAG antes de que firme el contrato con Boeing. “Estamos seguros de que tendremos una oportunidad para presentarnos. Y que al final IAG tendrá la mejor oportunidad”.

Las razones de IAG

En la decisión quizás haya influido que el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, fue piloto del B737 MAX. Pero ese detalle no se comentó en la junta general de accionistas que el grupo realizó en Madrid.

Allí el presidente Antonio Vázquez defendió la estrategia del consorcio: “La compra de aviones es un sí o sí en esta compañía”, afirmó ante las dudas expresadas por algunos accionistas.

Vázquez aseguró que estos modelos son “los más convenientes y (que se ofrecen) en las mejores condiciones posibles que se pueden adquirir”.

Walsh puntualizó que los 737-8 y los 737-10 serían entregados entre 2023 y 2027. "Creemos que estos aviones serán una gran adición a la flota de corto radio de IAG y esperamos que retornen exitosamente a operar sus servicios en los próximos meses”, dijo.