Airbus propone la rotación de empleados ante la crisis del A380

Un A400M de Airbus en pleno proceso de ensamblaje en la planta de Sevilla.

Airbus propone la rotación de empleados ante la crisis del A380

Airbus y los sindicatos buscan alternativas de recolocación de 850 trabajadores para evitar despidos en sus plantas de España

Airbus y los representantes del comité interempresas buscan alternativas para evitar que la caída en la producción de los modelos A380 y A400M repercuta en despidos en las plantas españolas.

A grandes rasgos, empresa y trabajadores buscan que los 850 trabajadores comprometidos en España puedan ser reubicados entre las secciones de las diferentes factorías, o entre las plantas desplegadas en Andalucía, Madrid y Castilla-La Mancha.

Reducción de la producción a partir de 2020

Por la menor demanda Airbus contempla la reducción del ritmo de producción del A380 hasta seis unidades al año para 2020, y la reducción progresiva de la cadencia del A400M hasta ocho unidades a partir de 2021.

La afectación de esta reducción de carga se ha cifrado en 3.700 empleos a nivel global. En España, 500 puestos comprometidos se ubican en las dos plantas --Tablada y San Pablo-- de Sevilla, 100 en Centro Bahía de Cádiz, 100 en Puerto Real, 100 en Getafe y 50 en la planta de Illescas (Toledo).

Airbus y los sindicatos esperan que con la recolocación de 850 empleados no se llegue a los despidos

En la primera reunión Airbus entregó a los representantes sindicales la la documentación sobre el plan operativo de 2018, que concreta todas las medidas para todos los programas y actividades, algo "habitual todos los años" y que los sindicatos deberán estudiar. A su vez estos pidieron que el fabricante les entregue los planes operativos de 2019 y 2020.

Cómo reducir el impacto del ajuste

El primer paso, antes que llegar a los despidos, es que se adopten medidas de traslado y recolocación de personal entre programas, o de un centro a otro con vistas a compensar y minimizar el impacto. Los cuatro sindicatos implicados, CCOO, UGT, ATT y SIPA, pidieron que esas medidas de reubicación sean voluntarias.

Ambas partes acordaron que se congelará la contratación de personal del exterior y las vacantes que se vayan registrando se destinen a los centros donde haya excedentes de producción.

Sindicatos y Airbus también dieron el visto bueno a que se renueven los temporales cuyos contratos venzan próximamente, y se respetará otro acuerdo como la conversión en contratos propios de Airbus de trabajadores de ETT, aspectos a los que se ha comprometido la empresa. "Eso es un buen punto de partida, igual que la disposición a que no se adopten medidas con carácter unilateral", valoraron.

Entre satisfactoria y decepcionante

CCOO, el sindicato mayoritario en Airbus, consideró que la reunión con la empresa ha sido “satisfactoria”, y recordó que no se está hablando de despidos “sino de 850 actuaciones” pero que, en una empresa como Airbus, que cuenta con 11.000 empleados, hablar de un traslado de 1.200 a 1.400 personas “es algo habitual”.

En cambio para UGT la reunión fue "decepcionante", dijeron a Efe, ya que la dirección no ha aportado la información que habían solicitado, entre otras, la actual fotografía de la plantilla tanto indefinida y eventual como del personal contratado a través de ETT.

Según UGT, la empresa planteó la necesidad de aplicar el artículo 60 del convenio colectivo sobre las medidas de flexibilidad, pero también pone encima de la mesa la rescisión de contratos de trabajo de los temporales, medida que este sindicato no está de acuerdo.