Airbus se inspira en Star Wars para diseñar los aviones del futuro

Maveric aspira a liderar la revolución verde entre los aviones. Foto: Airbus

Airbus se inspira en Star Wars para diseñar los aviones del futuro

Airbus presentó un prototipo que podría reducir el consumo de combustible un 20% y donde los pasajeros podrán mirar por ventanillas virtuales

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

11/02/2020 - 10:22h

Para Airbus el futuro pasa por aviones con las alas integradas al fuselaje y que puedan liderar la revolución verde en los cielos. El prototipo Maveric fue presentado en sociedad en el salón aeronáutico que se realiza estos días en Singapur, modelo que tiene un diseño que recuerda a las aeronaves de Star Wars.

También tiene un aire al modelo que en junio del año pasado presentó KLM, que consiste en un avión con forma de V, en el que los pasajeros viajarían en las alas.

Un diseño innovador

El modelo a escala de Maveric, que mide dos metros de largo por 3,2 de ancho, se caracteriza porque el fuselaje y las alas forman un cuerpo integrado, con los dos motores colocados en la parte trasera.

El prototipo Maveric ya realizó vuelos de prueba en una instalación secreta de Francia y también se realizaron tests en el túnel de viento

Además estaría construido con materiales compuestos que son más livianos que los usados actualmente en los aviones convencionales.

[Para leer más: Airbus imita las alas de las águilas para el avión del futuro]

Con estas características Maveric lograría un mejor desempeño aerodinámico y podría ahorrar un 20% en el consumo de combustible usando los mismos motores que un avión de pasillo único, afirmó Airbus en un comunicado.

Los primeros vuelos de Maveric

La maqueta de este avión futurista voló por primera vez en junio del año pasado en unas instalaciones secretas de Airbus en Francia, y tras la actual presentación en sociedad en Singapur, volverá a despegar con nuevas pruebas en pocos meses.

“Airbus apuesta por las tecnologías emergentes para ser pionera en el futuro de la aviación. Al probar estas configuraciones tan disruptivas Airbus puede evaluar su potencial como un producto para el futuro”, dijo Jean-Brice Dumont, vicepresidente ejecutivo de Ingeniería del fabricante europeo.

Todavía no hay una fecha para que Maveric sea fabricado comercialmente, pero su desarrollo impulsa la búsqueda de tecnologías más sostenibles

El directivo puntualizó que no hay una fecha para que Maveric sea fabricado y entre en funcionamiento, pero precisó que el desarrollo de estos prototipos es clave para liderar los cambios en una nueva generación de aviones más sostenibles con el medio ambiente.

Un prototipo que es más que un diseño

Airbus se preocupó en aclarar que Maveric no es un concepto genérico o que quedará en los renders como el avión con alas de águila que presentó a mediados del año pasado.

El prototipo Maveric realizó los primeros vuelos el año pasado. Foto: Airbus

El prototipo Maveric realizó los primeros vuelos el año pasado. Foto: Airbus

En el caso de Maveric su desarrollo lleva tres años y ha pasado por pruebas en el túnel de viento de la planta de Filton, en Reino Unido; y en un futuro cercano se comprobará sus características en el control de vuelo y otras prestaciones.

¿Y dónde viajan los pasajeros?

La primer duda que surge cuando se ve el diseño de Airbus es dónde viajarán los pasajeros.

La compañía europea no precisa cómo será la cabina, pero recuerda que estos diseños de alas y fuselaje integrado pueden generar espacios más amplios que los actuales aviones comerciales.

[Para leer más: No, Boeing no va a construir un avión que lleve pasajeros en las alas]

Las nuevas tecnologías, como las ventanillas virtuales (que ya se usan en la primera clase de algunos A380 y en los futuros B777X), solucionarán la ausencia de salidas exteriores.

Un problema de los aviones de alas y fuselaje integrados es que un vuelo sería más agitado para los pasajeros, al estar alejados del centro de gravedad del avión

Sin embargo cabe recordar que los pasajeros tendrían un vuelo más movido en un avión con las alas y el fuselaje integrados.

De hecho estos diseños no son nuevos, ya se experimentaron en 1940 y derivaron en modelos de aviones militares como el bombardero B-2 o el proyecto X-48 entre la Nasa y Boeing.