Airbus teme que el A400M quede herido de muerte

Los retrasos en la producción del avión militar A400M desestabilizan a Airbus.

Airbus teme que el A400M quede herido de muerte

Siete países europeos presionan a Airbus por los retrasos y sobrecostes en la salida del avión militar A400M

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

31/01/2018 - 12:26h

El próximo 5 de febrero Airbus rendirá examen, y será ante varios países de la OTAN interesados en comprar el avión de transporte militar A400M Atlas. En esa reunión con representantes de Alemania, Bélgica, España, Francia, Luxemburgo, el Reino Unido y Turquía, así como de la Organización Conjunta de Cooperación de Armamentos (OCCAR), Airbus buscará que se reduzcan las multas por los retrasos en la entrega de esta aeronave.

Si es que Airbus no puede convencer a estos países que limiten las sanciones financieras, la compañía teme que el programa –en el que llevan invertidos 16.800 millones de euros- quede herido de muerte. De ese monto, unos 3.600 millones fueron aportados por estos siete países como rescate para que el proyecto no se detenga.

Airbus tuvo que proveer más de 7.000 millones de euros en multas y penalizaciones por el A400M

Inclusive buscará que Alemania, el mayor cliente del A400M, flexibilice su posición y deje de retener los pagos, embargados hasta que las aeronaves estén su poder.

Para poder cubrir las multas financieras Airbus tuvo que proveer 2.000 millones de euros en 2016, a los que se suman a los casi 5.000 millones que ya había pagado por penalizaciones desde el 2010.

Problemas mecánicos

Uno de los principales problemas que tuvo que afrontar este avión es la fabricación de la caja de cambios del motor, que la aparición de grietas ha llevado a un retraso de años. Esto llevo a que la contribución de Alemania en el proyecto haya aumentado de 10.000 a 12.000 millones de euros.

El consejero delegado de Airbus, Tom Enders, había reconocido hace un año que la compañía cometió el “pecado” de firmar el contrato de fabricación con poco presupuesto y un tiempo de ejecución muy breve. También afirmó que el grupo aeronáutico cayó en el error de asumir las responsabilidades por la fabricación de los motores.