Alitalia: Lufthansa seduce a Roma

Lufthansa encabeza las preferencia del gobierno italiano para alzarse con Alitalia.

Alitalia: Lufthansa seduce a Roma

El gobierno italiano considera que la oferta de Lufthansa, en orden de los 300 millones de euros, es la mejor para quedarse con Alitalia

Para el gobierno italiano, la mejor oferta para quedarse con Alitalia es la que presentó Lufthansa, según dijo el ministro italiano de Industria, Carlo Calenda, en una entrevista en La Reppublica recogida por Reuters.

Si bien se desconocen los términos de la propuesta, la prensa local asegura que el grupo alemán ofrece entre 250 y 300 millones por comprar parte de la flota de la aerolínea italiana.

Otras ofertas en la mesa

Además de Lufthansa, el gobierno había recibido otras ofertas. Entre las principales, una era de Easyjet y la otra, cuya identidad no pudo ser confirmada, sería de la low cost Wizz Air.

En el caso de Easyjet, la semana pasada había enviado una "expresión de interés revisada" para hacerse con Alitalia, si es que la compañía es reestructurada e integrada dentro de un consorcio.

Lufthansa compraría 90 a 100 aviones de la flota de 123 aeronaves, pero pide reducir el 30% de la plantilla

La decisión final sobre la venta se conocerá en las próximas semanas de abril, después de que el gobierno de Roma ampliara el plazo con la esperanza de que se mejoren las ofertas.

Exigencias

Pero Lufthansa no está dispuesta a comprar con los ojos cerrados. El grupo con sede en Fráncfort había exigido que la aerolínea sea reestructurada, y a lo sumo, se llevaría entre 90 y 100 aviones de la flota de 123 aeronaves.

Además, se compromete a mantener los contratos de 6.000 empleados sobre una plantilla total de 9.200 trabajadores. O sea, el 30% de los puestos de trabajo quedarían en la cuerda floja.

Trampolín para Lufthansa

Si Lufthansa logra hacerse cargo con la mayor parte de Alitalia, inclinaría aún más la balanza como el mayor operador de Europa. Este impulso permitiría superar a Ryanair con comodidad como el principal grupo en transporte de pasajeros.

El gobierno italiano no quiere nacionalizar una aerolínea que pierde dos millones de euros por día

Además reforzaría su estrategia de consolidarse tanto en los vuelos de corto y medio radio (por medio de sus filiales Swiss, Brussels, Austrian Airlines) como en los de largo radio (con su nave nodriza Lufthansa y Eurowings, que amplía su oferta como low cost a Norteamérica).

Pérdidas constantes

Alitalia pierde dos millones de euros por día, y el gobierno nombró tres administradores concursales para gestionar su proceso de venta. Roma no quiere saber nada con nacionalizar la empresa y hacerse cargo de su pasivo.

Con una deuda acumulada de 3.000 millones, la aerolínea solicitó ser puesta bajo administración extraordinaria, tras el rechazo por parte de la plantilla al nuevo plan de negocio 2017-2021, que incluía medidas para reducir en 1.000 millones de euros sus costes y una reducción de personal.

El Ejecutivo italiano aprobó de emergencia sumar 300 millones de euros al préstamo de 600 millones concedido en mayo para garantizar sus operaciones. La intención del gobierno de Paolo Gentiloni era priorizar la venta de Alitalia en su totalidad, si bien las ofertas presentadas no van en esa línea.