American se suma a la guerra de las low cost en el Atlántico

American se cansó de que las low cost conquisten el mercado del Atlántico.

American se suma a la guerra de las low cost en el Atlántico

American Airlines planta cara Level, Joon y Norwegian y se lanza a la carrera de las low cost en el Atlántico

American Airlines se cansó de mirar la batalla del Atlántico desde el sofá. Hasta ahora la competencia por los vuelos de bajo coste transatlánticos era protagonizada sólo por aerolíneas europeas: Joon, Level, Norwegian y Wow permiten unir a los aeropuertos del Viejo Continente con los de Norteamérica por menos de 200 euros.

En tanto, compañías como IAG reclaman que el Reino Unido recorte sus impuestos para catapultar la expansión de las low cost desde aeropuertos británicos.

Faltan definir las rutas

Pero American, al ver cómo estas aerolíneas siguen conquistando el mercado transatlántico, se levantó de su zona de confort y anunció que en abril ofrecerá tarifas low cost para cruzar el Atlántico Norte.

American aplicará en el Atlántico la receta que ha permitido resistir la competencia de las low cost en Norteamérica

Todavía la empresa no definió cuáles serán las rutas ni desde qué precios ofrecerá sus billetes, pero no debería ser mucho más altas que las tarifas de los competidores, desde 199 y 250 euros por trayecto.

Diferencias con las low cost de EEUU

American, junto con United y Delta, han podido resistir el ariete que las aerolíneas de bajo coste han lanzado en territorio norteamericano. Entre estas tres concentran el 47% del mercado.

Los vuelos que proyecta American serán diferentes a los de bajo coste domésticos. En los vuelos transcontinentales el pasajero podrá llevar un equipaje de mano y un objeto personal (bolso pequeño o para ordenador), mientras que en EEUU y Canadá este es el único artículo autorizado en cabina.

Los asientos no serán asignados hasta subir al avión (a menos que se pague un suplemento previo), los billetes no serán reembolsables, no se pueden realizar upgrades y tampoco se pueden modificar de fecha el día del vuelo, pero con un recargo, sí se puede cambiar los días previos (en EEUU eso no es posible).

Alianza con aerolíneas europeas

En paralelo a esta jugada, American analizar realizar una joint-venture con British Airways, Iberia y Finnair, para que sus clientes puedan aprovechar las tarifas low cost y volar por cualquier de estas aerolíneas.