Por qué la mayor aerolínea del mundo rechazó al A380

El A380 tampoco convenció a la mayor aerolínea del mundo. Foto: Airbus.

Por qué la mayor aerolínea del mundo rechazó al A380

Un vicepresidente de American Airlines detalla las causas por las que esta aerolínea rechazó que el A380 integre su flota

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

26/04/2019 - 11:41h

La aerolínea más grande del mundo no tenía capacidad para operar el avión más grande del planeta. American Airlines fue una de las compañías que cerró la puerta a Airbus cuando le ofreció el A380, y tras una suma de rechazos el fabricante europeo no tuvo más remedio que cancelar el programa y anunciar que lo dejará de fabricar en dos años.

American Airlines se suma a una lista de grandes aerolíneas que vieron al gigante de los aires como una pieza imposible de encajar en su modelo de negocio.

[Para leer más: British Airways no quiere al A380 ni usado]

Otras compañías, si aceptaban comprarlo, era con una importante rebaja de su precio de catálogo, en el orden de los 400 millones de euros, como fue el caso de British Airways (que ya tenía 12 A380 en su flota).

Desdén de las aerolíneas

Entre las aerolíneas que lo incorporaron a sus flotas, varias se están desprendiendo de este avión por sus altos costos operativos.

Qatar Airways dejará de usar sus diez A380 cuando sus cumplan una década de servicios; Air France devolverá los cinco que tenía alquilados y Lufthansa pactó con Airbus la venta de seis unidades en el 2021.

Boeing 777 300 (American Airlines) (15376682170)
El B777-300 es el avión más grande de la flota de American Airlines.

“Es demasiado grande”

En el caso de American Airlines, su vicepresidente de planificación, Vasu Raja, detalló que el A380 era “demasiado grande” para que pueda operar en los aeropuertos donde tienen presencia. Y eso que la compañía cuenta con una flota de 956 aeronaves.

American Airlines no cuenta con un hub principal que pueda absorber a los más de 350 pasajeros que transporta un A380

Según declaró a Business Insider, el avión más grande que tiene American es el 777-300, que está configurado para 304 plazas. El A380 puede tener entre 350 y 400 asientos.

La importancia de los hubs

Según Raja, el A380 está diseñado para transportar un gran número de pasajeros entre aeropuertos que sirven como hubs de primera línea y que conectan con otros destinos secundarios.

Por ejemplo Emirates (el mayor operador de A380) cuenta con Dubái, Singapore Airlines tiene a Changi, Qatar opera desde Doha y Korean Airlines desde Incheon.

[Para leer más: ¿Cómo hace Emirates para que el A380 sea rentable?]

“Miren el caso de British Airways: ellos canalizan sus operaciones desde Heathrow hacia el resto del mundo”, indica el directivo de American. “Quizás esta sea la única aerolínea donde el A380 tiene una viabilidad económica. Por esta razón son los mayores operadores del Boeing 747”, agregó.

Sin un aeropuerto central

Raja es el encargado de desarrollar la estrategia global de American Airlines. En su modelo de negocio, explicó, esta aerolínea no tiene un aeropuerto central, “sino que operamos con nueve hubs en los Estados Unidos, y ninguno de ellos puede absorber la llegada de 500 personas cada día y que funcione económicamente”.

Si el A380 fuera viable en algunas rutas, no tendría el rendimiento que justifique la compra de 40 unidades, precisó el directivo de American Airlines

El directivo precisó que es posible que el A380 sea viable en algunas rutas, pero no serían las suficientes para compensar “la compra de 20, 30 o 40 aviones, que se necesitaría para justificar la infraestructura de incorporar un modelo como este”.

Altos costes

Además del alto coste de la aeronave, la compañía tiene que destinar un número de pilotos para volarlo, entrenarlos previamente y tener infraestructura para su mantenimiento (recordemos los problemas de Múnich para guardar el A380 en los hangares).

American Airlines prefirió apostar por la prudencia antes que saltar a un modelo como el de Airbus: "Es difícil pensar en una ruta o un aeropuerto en el que valga la pena asumir esos gastos”. Incluso si los rendimientos son correctos, indicó Raja, hay muchas posibilidades de que un buen mercado “pase a tener números negativos en poco tiempo”.