Llega el asiento de avión que termina con la guerra por el apoyabrazos

El asiento del medio gana más de siete centímetros al estar ligeramente desplazado hacia atrás y abajo. Foto: Molon Labe Seatings.

Llega el asiento de avión que termina con la guerra por el apoyabrazos

EEUU da luz verde a un diseño de asientos que evita las incomodidades entre pasajeros. El truco está en desplazar la plaza del medio unos centímetros

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

24/07/2019 - 10:50h

Los asientos de avión que pueden terminar con los roces e incomodidades entre los pasajeros dieron un gran paso para convertirse en una realidad: la FAA (Administración Federal de Aviación de EEUU) autorizó su uso para la aviación civil.

El proyecto de Molon Labe Seating es de un razonamiento sencillo: se trata que el asiento del medio esté desplazado unos centímetros hacia atrás y que esté un poco más bajo respecto a las otras dos plazas.

Es el mismo principio que hacían los padres cuando tenían que sentar a varios niños en el asiento trasero de un coche: intercalar algunos hacia adelante con otros apoyados en el respaldo.

Más de siete centímetros adicionales de comodidad

Con esta distribución el asiento S1, pensado para trayectos de corto alcance, la plaza del medio ‘roba’ unos centímetros a cada lado, y pasa de los habituales 45,7 a los 53,3 centímetros, una diferencia que es agradecida, sobre todo, por las personas con gran contextura física.

[Para leer más: Por qué el asiento del medio será el favorito de todo el mundo]

Una de las claves para lograr este diseño es que los asientos son más delgados y livianos que los usuales: presentan un peso de 8,9 kilos, que no choca con los principios básicos de seguridad.

asiento medio 2
El prototipo de asiento S1 está pensado para vuelos de corto alcance. Foto: Molon Labe Seatings.

También para vuelos de medio y largo alcance

“Hemos comprobado que una pequeña ganancia en centímetros aporta una gran diferencia para el confort de los pasajeros”, describe el fundador de la empresa de diseño, Hank Scott.

El asiento del medio, al estar desplazado hacia atrás y por debajo, puede ganar más de siete centímetros de ancho

La compañía fabricante tiene en carpeta otros dos proyectos, el S2 y el S3, pensados para vuelos de alcance medio y largo; pero todavía están en fase preliminar.

 


Video de Molon Labe Seating que detalla su proyecto

Estas otras plazas tienen un saliente en el lateral derecho del cabezal, lo que permite dormir un poco más cómodo que lo habitual en el reducido espacio del asiento de la clase turista.

Pantallas más grandes

Todas las plazas tendrán las mismas prestaciones como puerto USB, mesa desplegable y una muesca para apoyar el móvil o la tableta.

[Para leer más: Cuáles son los peores asientos en un avión (y como evitarlos)]

Si es que el asiento –y su respaldo- gana unos centímetros, tiene lógica que también la pantalla de entretenimiento a bordo sea más grande.

asiento medio 1
Con este sistema se acaban las disimuladas batallas por el apoyabrazos. Foto: Molon Labe Seatings.

Molon Labe Seatings sugiere instalar pantallas de 18,5 pulgadas (tres más que las actuales de la clase económica), más grandes que las de un portátil.

Otra novedad de este sistema es que el asiento del pasillo se puede plegar y unir al del medio, de manera que los pasillos ganen hasta un metro de amplitud y agilicen el proceso de embarcar y desembarcar.

Un cliente en espera

Con la luz verde de la FAA la compañía Molon Label Seating asegura que una aerolínea –que no identificó- instalará este diseño en 50 aeronaves para el año que viene.

El año pasado, tras la presentación del proyecto en la feria aeronáutica de Las Vegas, la compañía de diseño afirmó que el cliente era una aerolínea china, que utiliza a los A320 para sus vuelos.