Este es el primer avión creado por la NASA en 20 años. Y es eléctrico

El X-57 Maxwell, el avión eléctrico de la NASA, contará con 14 motores y tendrá una autonomía de 160 kilómetros. Foto: NASA.

Este es el primer avión creado por la NASA en 20 años. Y es eléctrico

La NASA se suma a la competencia por tener el primer avión eléctrico, y presenta al X-57, con la idea que sea adaptado por cualquier compañía

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

14/11/2019 - 18:22h

Hace dos décadas que los técnicos de la NASA no ponían manos a la obra para fabricar un nuevo modelo de avión. Pero el organismo aeroespacial del gobierno de EEUU no quería quedar fuera de la carrera por el avión eléctrico, y está trabajando en un prototipo que podría empezar a volar el año que viene.

El X-57 Maxwell es un avión que adapta la estructura de un Tecnam P2006T, un pequeño avión de dos motores fabricado en Italia.

El proyecto de este avión se remonta al 2015, y la NASA confía en tenerlo listo para los primeros vuelos el año que viene. Las pruebas se realizarán en la base de la fuerza aérea Edwards, de California.

El avión de los 14 motores (eléctricos)

El X-57 usará 14 motores de baterías de ion de litio para levantar vuelo e impulsarse. Seis de ellos estarán en cada ala y dos turbinas más grandes en los extremos servirán para dar velocidad a la nave. Los más pequeños serán los que permitan despegar al avión, y cuando alcance el modo crucero dejarán de operar.

El X-57 cuenta con 14 motores eléctricos, seis en cada ala y dos en los extremos de las alas

Dado que necesitan menos componentes que los motores de combustión los eléctricos son más livianos y silenciosos.

Pero el gran problema, tanto para este avión como para cualquier proyecto de transporte aéreo eléctrico, es que estas baterías pueden conservar poca cantidad de energía, por lo que el X-57 está pensado (por ahora) para realizar vuelos cortos, como si fuera un taxi aéreo. A lo sumo, su autonomía sería de 160 kilómetros o de una hora en vuelo.

 El avión eléctrico X-57 adapta la estructura de un pequeño bimotor italiano. Foto: NASA.
El avión eléctrico X-57 adapta la estructura de un pequeño bimotor italiano. Foto: NASA.

Un avión para quien quiera desarrollarlo

Además del avión la NASA construyó un simulador que permite a los ingenieros y pilotos vivir la sensación de volar la versión terminada del X-57, para ir adaptando a las futuras tripulaciones.

Mientras que las demás compañías como Boeing o Airbus, están desarrollando modelos de aviones eléctricos para luego venderlos o explotarlos por su cuenta, la NASA quiere crear un modelo que luego pueda ser adaptado por cualquier otro fabricante.

Para el año que viene la NASA proyecta realizar los primeros vuelos de prueba del X-57 Maxwell

“Estamos enfocados en un modelo que pueda ayudar a toda la industria, no solo a una compañía”, dijo Brent Cobleigh, director de proyectos del centro de la NASA Armstrong Flight Research Center.

En su historia la NASA fabricó aviones que fueron hitos en la historia de la aeronáutica, como el Bell X-1, que fue el primer vehículo que rompió la barrera del sonido, y el X-15, el avión a reacción que fue probado por Neil Armstrong antes de emprender su famoso viaje a la Luna.