Barcelona cimenta en el low cost el futuro de su aeropuerto

Vueling ha sido la aerolínea que más pasajeros ha transportado en El Prat. Foto: Aena

Barcelona cimenta en el low cost el futuro de su aeropuerto

Las aerolíneas de bajo coste logran que El Prat alcance el récord histórico de pasajeros transportados

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

13/01/2018 - 04:55h

El Prat supera los 47 millones de pasajeros, un incremento del 7,1% que implica la llegada adicional de casi tres millones de usuarios más. La terminal de Barcelona superó en la tasa de crecimiento a la de Barajas, aunque el aeropuerto de Madrid ha logrado consolidar su liderazgo a nivel estatal, con 53,4 millones de viajeros (5,9%).

Aunque el aeropuerto catalán logró el mejor registro de su historia, hubo turbulencias en el año. Una de las más importantes fue la huelga promovida por un sindicato minoritario en los controles de seguridad, en donde las autoridades de Aena no lograban el acuerdo con el Comité de Huelga, y que causó situaciones de nervios y agotamiento por las largas colas que se producían, incluso fuera del horario de interrupción del servicio.

Las low cost lideran

Si El Prat ha logrado superarse a sí mismo ha sido, en gran parte, por el crecimiento de las aerolíneas de bajo coste. La terminal es el hub de Vueling, compañía que con 17,17 millones de pasajeros ha aumentado su tráfico un 7,94%. Además la empresa ajustó la operatividad tras el caos del verano de 2016 y mejoró notablemente sus índices de puntualidad.

Vueling es la aerolínea que más pasajeros transporta, con más de 17 millones

Ryanair, líder en España, ha quedado a punto de llegar a los siete millones de pasajeros (6,96 millones, para ser exactos), y logró un incremento del 2,61%. La compañía irlandesa tuvo que cancelar 1.000 vuelos desde Barcelona por los problemas con la organización de las vacaciones de sus pilotos.

Easyjet se afirmó con sus conexiones a destinos europeos, sobre todo del Mediterráneo y Gran Bretaña, con 3,43 millones de pasajeros (7,24%). Pero el gran crecimiento relativo fue de Norwegian, que alteró el tablero con sus vuelos low cost al continente americano, y alcanzó a casi dos millones de pasajeros (28,63%). El listado lo cierra Lufthansa, la única aerolínea tradicional en el top 5 de El Prat, con 1,43 millones de viajeros (1,29%).

La competencia por el largo radio

El 2017 fue el año en que las aerolíneas de bajo coste, desde El Prat, comenzaron a competir por el largo radio. Norwegian abrió el juego con vuelos directos a Fort Lauderdale, San Francisco, Los Ángeles y Nueva York; además de anunciar que enlazará a El Prat con Buenos Aires.

Norwegian creció más de un 28% en el tráfico de pasajeros

IAG no se quedó de brazos cruzados y contraatacó con la creación de Level, la compañía low cost operada con aviones y tripulaciones provenientes de Iberia. Esta nueva aerolínea vuela a Los Ángeles, Oakland (cerca de San Francisco), Punta Cana y Buenos Aires. Este año, la ciudad de República Dominicana será reemplazada por Boston, y el consorcio proyecta ampliar su flota con una tercera aeronave desde la ciudad condal, y si la compañía marcha sobre ruedas, prevé expandirse a 30 aviones en los próximos cinco años.

La competencia entre estas compañías desplazan a las que no pueden mantener el ritmo, como el caso de Aerolíneas Argentinas, que dejará de volar entre la capital del país sudamericano y Barcelona. Tampoco Icelandair pudo resistir y abandonó la conexión con Reikiavik, que ya es operada por Vueling, Norwegian y Wizz Air.

El triunfo de las líneas de bajo coste se reflejó en la decisión de Air France-KLM, que decidió que la low cost Joon reemplace a las aeronaves de la compañía francesa en la ruta París-Barcelona.