Boeing se suma a la fiebre de los aviones eléctricos

Boeing investiga nuevas líneas para el transporte aéreo del futuro.

Boeing se suma a la fiebre de los aviones eléctricos

Boeing invierte en una start-up que desarrolla una batería que pueda ser utilizada en aviones eléctricos para largas distancias

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

01/02/2018 - 04:55h

Los proyectos para desarrollar aviones eléctricos chocan con el mismo problema que los coches de esta tecnología: cómo lograr que tengan una autonomía prolongada.

La piedra filosofal está en las baterías, pero todavía no hay una tecnología que permita a un avión realizar un recorrido de mediano radio (y ni digamos de largo radio) sólo impulsado por energía eléctrica. Pero ya hay empresas trabajando en ello.

Una de ellas es Cuberg, una start-up con sede en California fundada por científiocos de la Universidad de Stanford. Esta empresa investiga cómo desarrollar una batería que tenga más carga eléctrica, con más potencia y un desarrollo más eficiente para impulsar aviones eléctricos.

Boeing no pierde la oportunidad

Boeing, a través de su filial HorizonX Ventures, invertirá tres millones de euros en Cuberg, aunque la aeronáutica no ha confirmado oficialmente este monto. De esta manera, el fabricante norteamericano se suma a una carrera en donde su competidor Airbus se ha asociado con Rolls Royce y Siemens para crear turbinas eléctricas.

La filial de Boeing HorizonX invierte en diversas empresas que desarrollan tecnología de avanzada

En el caso del prototipo de Cuberg, se trata de una batería que combina un ánodo de metal de litio, con un electrodo propietario y un cátodo de alto voltaje. Para quien no es experto en la materia, cabe precisar que con estos componentes es posible lograr una alta densidad energética y una duración térmica prolongada, dos claves para el desarrollo aéreo.

"La tecnología de las baterías de Cuberg tiene una de las mayores densidades energéticas que hayamos visto en el mercado y sus sustancias únicas han demostrado ser una solución segura y estable para el futuro transporte aéreo eléctrico", dijo Steve Nordlund, vicepresidente de HorizonX.

Las baterías livianas, durables y de alta potencia no sólo pueden ser utilizadas en aviones de pasajeros, sino también en drones acuáticos, una línea de investigación que Boeing también trabaja a través de la empresa Liquid Robotics, y que pueden usarse para tareas de exploración científica o de comunicaciones.

HorizonX cuenta con un portfolio de inversiones en diversas empresas que desarrollan tecnologías de avanzadas. Entre otras, se encuentran Gamma Alloys (que investiga nuevas aleaciones de aluminio para las alas), Near Earth Autonomy (desarrolladora de tecnologías para vuelos autónomos), C360 y Upskill (creadoras de diseños y programas de realidad aumentada y virtual), y Spark Cognition (inteligencia artificial e internet de las cosas).