Boeing presenta un nuevo avión que no puede volar

El B737 MAX 10 fue presentado solo a los empleados de Boeing. Foto: Boeing.

Boeing presenta un nuevo avión que no puede volar

Boeing presenta a puertas cerradas el B737 MAX 10, integrante de la familia de pasillo único que no está autorizado a volar

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

25/11/2019 - 11:02h

Cuando un nuevo avión se presenta en sociedad se suele organizar un acto por todo lo alto, con medios de comunicación, expertos en marketing, especialistas del sector, directivos de la compañía y autoridades aeronáuticas. Pero no ha sido así en el caso del último lanzamiento de Boeing, el B737 MAX 10.

El fabricante norteamericano se conformó con una presentación de perfil bajo, limitada a los empleados de la planta de Renton, en el estado de Washington; más como un agradecimiento por la labor realizada en su producción.

[Para leer más: Boeing presenta en soledad el avión de pasajeros más largo del mundo]

No es la primera vez que Boeing tiene que optar por presentaciones discretas: lo mismo sucedió en marzo, cuando tras el accidente del B737 MAX en Etiopía el ambiente no estaba para abrir botellas de champaña con la llegada del nuevo B777X.

Un nuevo avión que tendrá que esperar

Precisamente, ese segundo accidente en cinco meses de un MAX derivó en una crisis tecnológica, de ventas e imagen pública de la que Boeing todavía no pudo salir adelante.

No es la primera vez que Boeing tiene que presentar un avión a puertas cerradas: lo mismo ocurrió con el B777X en marzo

Actualmente hay más de 370 aviones de este tipo varados en tierra, vetados de volar en el mundo. No hay una fecha concreta para su regreso a los aires, aunque Boeing confía en que será en el primer trimestre de 2020.

Por lo pronto, los nuevos pasos del B737 MAX 10 serán realizar las pruebas de vuelo y de operaciones en tierra, que llevará al menos un año de tests.

Presentación solo para empleados

No tenía mucho sentido organizar una gran fiesta para presentar un avión que no puede despegar. Por ello directivos como Mark Jenks, vicepresidente responsable del programa del 737, dijo que más que “presentar una nueva aeronave, es un homenaje a las personas que diseñaron, construyeron e impulsaron” al B737 MAX 10.

Posiblemente este sea el último modelo de la gama de los MAX, parte de la familia 737, que comenzó a producirse en 1965.

Gran eficacia de consumo

Este es el modelo de más capacidad pero con menor autonomía de la familia MAX. Puede llevar a 230 pasajeros y volar un rango de 6.111 kilómetros. Boeing presume de que es el avión que tiene el menor coste por asiento y kilómetro de la historia.

[Para leer más: El A320neo y el A350 noquean (otra vez) a Boeing]

Este avión cuenta con 550 pedidos de 20 clientes. El mayor de ellos es United Airlines, con 100 pedidos; seguidos por Flydubai, Lion Air y Vietjet Air, con más de 50 unidades cada uno.

Aparte del B787 Dreamliner, este nuevo avión fue uno de los pocos consuelos de ventas que tuvo Boeing en la última edición del Salón Aeronáutico de Dubái, donde consiguió un total de 95 operaciones por un valor de 15.700 millones de euros.

La competencia contra Airbus

El lanzamiento del A320neo en 2010 obligó a Boeing a modificar sus planes, y en vez de diseñar un nuevo avión prefirió crear una versión más potente y eficiente de su modelo de pasillo único.

Posiblemente este sea el último modelo de la gama de los MAX, parte de la familia 737, que comenzó a producirse en 1965

La serie MAX no contaba con la versión -10, pero cuando Airbus lanzó el A321neo, Boeing respondió con un modelo de 1,82 metros más largo que el -9.

A diferencia del modelo de pasillo único de Airbus, no hay perspectivas de que este nuevo avión tenga variantes de largo radio, como es el A321LR y el flamante A321XLR.