Boeing catapulta sus beneficios un 67% (y agradece a Trump)

Oficinas centrales de Boeing en Chicago.

Boeing catapulta sus beneficios un 67% (y agradece a Trump)

El fabricante aeronáutico logra una ganancia de 6.500 millones de euros en el 2017, impulsado por la reforma fiscal de Trump

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

31/01/2018 - 18:23h

El año récord en pedidos para Boeing también se ha reflejado en los resultados del fabricante, que obtuvo un beneficio de 6.575 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 67% con respecto a los 3.928 millones del ejercicio anterior.

La cifra de negocio apenas se ha incrementado: ha facturado 74.973 millones de euros, un 1% menos comparado con el 2016. Pero la clave ha llegado en el último trimestre, cuando Boeing pudo duplicar sus beneficios. En ese período la reforma fiscal de Trump le permitió a la aeronáutica corregir la cifra de impuestos sobre las ganancias, y le llevó a obtener un recorte de sus gastos fiscales de 843,5 millones de euros.

Excluyendo ese concepto y otras partidas extraordinarias, el beneficio trimestral por acción fue de 3,86 euros, muy por encima de los 2,32 euros que habían calculado los analistas.

En el año Boeing alcanzó una cartera de pedidos por 392.040 millones de euros, un 3% más que en 2016, con pedidos para 5.864 aviones comerciales. El año pasado ha entregado 763 aeronaves, lo que no había logrado ningún otro fabricante aeronáutico, impulsado sobre todo por el éxito de los modelos 737 y 787, de los que sumó 921 pedidos.

Novedades de la división comercial

En su división de aviones comerciales han facturado 45.606 millones de euros, en donde ya completó el primer vuelo del modelo 787-10, que primero será entregado a Singapore Airlines. De la línea del 737 entregó 44 aviones MAX en el último trimestre, mientras que el nuevo 777X ya ha iniciado sus vuelos de prueba.

Por otra parte la división Boeing Defense, Space & Security registró unos ingresos de 16.928 millones de euros.

El desafío de mantener el récord

Para el 2018 Boeing apuesta por llegar a unos ingresos de hasta 78.000 millones de euros, y mantener un flujo de caja de 12.000 millones. El constructor prevé unas entregas de entre 810 y 815 aviones comerciales para 2018 en esta unidad de negocio, reafirmando sus previsiones para el actual ejercicio.