Boeing gana el pulso de ventas a Airbus

La feria de Farnborough es la más importante para la industria aeronáutica.

Boeing gana el pulso de ventas a Airbus

Boeing se declara vencedor en la feria de Farnborough, donde consiguió pedidos por 67.800 millones de euros frente a los 53.000 millones de Airbus

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

20/07/2018 - 11:10h

El tradicional combate entre Boeing y Airbus por quién logra la mayor cantidad de pedidos de compra en Farnborough tiene un claro vencedor: el fabricante norteamericano logró vender 528 aviones frente a los 431 de su rival europeo.

A la hora de contar el dinero, Boeing logró una abultada diferencia frente a Airbus: el primero firmó contratos por un total de 67.800 millones de euros, mientras que el segundo consiguió órdenes por 53.000 millones de euros.

Una caída a último momento

A Airbus le falló a último momento una operación de gran calado con Air Asia Group. El operador de Malasia estuvo a punto de cerrar un acuerdo por 100 aviones A321neo, pero luego consideró que las aeronaves necesitan tener un mejor acabado en sus prestaciones, y echo por tierra una venta de 11.158 millones de euros.

Boeing logró una diferencia de casi 15.000 millones de euros frente a las ventas de Airbus

Al final, la aerolínea del Sudeste Asiático se decidió por 34 A330neo, para ampliar su flota de aviones de fuselaje ancho a un centenar de unidades. Esta venta significa una inversión, a precio de catálogo, de 8.650 millones de euros, e implica un premio consuelo para Airbus en colocar a este modelo por sobre el popular 787 Dreamliner.

Las últimas operaciones en Farnborough

En el último día de operaciones comerciales en la feria de Farnborough, al sudeste de Londres, Boeing firmó el acuerdo por 100 737 MAX de un comprador anónimo por 10.042 millones de euros, y la confirmación de 10 aviones 787-9 por parte de Hawaiian Airlines, tras el arrepentimiento de esta compañía de adquirir los A330neo.

Esa cuantiosa operación de Boeing se suma a otros importantes acuerdos firmados con clientes que prefieren no difundir su identidad. Se trataría de aerolíneas comerciales y de leasing chinas, que prefieren escudarse en el anonimato hasta que su gobierno de luz verde a las compras, y así evitar posibles sanciones comerciales por parte del gobierno de Donald Trump.

En cuanto a Airbus, antes de que suene la campana del cierre de operaciones logró vender 50 A321neo a Vietjet, de Vietnam, por 5.500 millones de euros.

Además de los 210 aviones colocados a clientes anónimos, el fabricante europeo logró el compromiso de una futura aerolínea norteamericana para adquirir 60 A220-300 fabricado por Bombardier, un éxito de la fusión con el fabricante canadiense de estos jets de menos de 150 plazas.