Boeing mira a China como tabla de salvación

El fabricante pone sus esperanzas en el mercado chino. Foto: Boeing.

Boeing mira a China como tabla de salvación

Según el fabricante estadounidense, China tendrá que gastar 2,9 billones de dólares en más de 8.000 aviones en los próximos 20 años

Mar Nuevo

Madrid

17/09/2019 - 13:37h

Pese a la escalada de la guerra comercial que enfrenta a los EEUU y China e inmerso en la que parece la crisis de nunca acabar a cuenta del B737 MAX, Boeing, el primer fabricante aeroespacial estadounidense, mira al gigante asiático como tabla de salvación.

Según sus cálculos, China necesitará gastar 2,9 billones de dólares en nuevos aviones y servicios terrestres durante las próximas dos décadas, una estimación que eleva hasta un 7% sus pronósticos del año pasado.

Según Boeing, China necesitará más de 8.000 nuevos aviones en los próximos 20 años

Más de 8.000 nuevos aviones

El auge de la clase media y las mejoras de la infraestructuras chinas son las causas de este crecimiento, según contempla la compañía en su informe anual de perspectivas sobre el mercado de aviación comercial de China recogido por Bloomberg.

[Para leer más: El Airbus chino tendrá ingeniería española]

Un auge que se traducirá, según la compañía, en la necesidad de 8.090 nuevos aviones en los próximos 20 años, con un valor de 1,3 billones de dólares.

De ellos, un total de 5.960 nuevos aviones serán de pasillo único, un 74% del total, mientras que los de doble pasillo triplicarán su demanda hasta llegar a 1.780 nuevos aparatos.

China representa hoy el 15% de la flota de aviones comerciales en todo el mundo

Según la empresa con sede en Chicago, a esa cifra hay que añadir otros 1,6 billones de dólares en servicios como operaciones de mantenimiento y carga.

Mercado determinante

China representa actualmente el 15% de la flota de aviones comerciales en todo el mundo, una cifra que ascenderá hasta el 18%, según Boeing, que pronostica que el país se convertirá en el mayor mercado de aviación del mundo en la próxima década.

También se trata de un mercado determinante para su negocio, que representó el 14% de sus ingresos totales el año pasado, apunta Bloomberg.

Así, esta proyección pone de manifiesto la importancia de China en la estrategia del fabricante, máxime con la crisis de su modelo 737 MAX -China fue, de hecho, el primer país en prohibir que volasen estos aparatos tras los dos accidentes fatales en Indonesia y Etiopia-, la desaceleración de la economía global y su propia guerra comercial con Airbus.

Airbus está aprovechando la situación de crisis de Boeing para cerrar grandes pedidos

El fabricante europeo está sacando provecho de la situación de Boeing; solo en la visita que realizó el pasado mes de marzo a París el presidente Xi Jinping se lograron contratos por valor de 35.000 millones de dólares equivalentes a 290 aviones de la familia A320 y una decena de A350. 

Incluso aerolíneas como Xiamen Airlines, que durante más de tres décadas han operado exclusivamente aviones norteamericanos, están ya en conversaciones con el conglomerado europeo.

A todo ello se suma el ascenso del conocido como ‘Airbus chino’, el Comac que, pese a los retrasos en su programa, está ya realizando vuelos de prueba. Según sus propios datos, la compañía cuenta ya con una cartera de pedidos de 850 aviones de su modelo C919.