No, Boeing no va a construir un avión que lleve pasajeros en las alas

Uno de los diseños del supuesto avión de Boeing para transportar a 1.000 pasajeros.

No, Boeing no va a construir un avión que lleve pasajeros en las alas

El proyecto del avión de fuselaje integrado, capaz de transportar a 1.000 pasajeros, es un bulo. Además un viaje así sería muy incómodo para los pasajeros

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

23/08/2019 - 15:06h

Estos días regresa a los mentideros de internet un bulo sobre un proyecto de Boeing para construir un avión para 1.000 pasajeros. El supuesto avión se promociona como la respuesta del fabricante norteamericano ante el A380, que sería capaz de transportar a 1.000 pasajeros y con un diseño innovador.

Ya Boeing había barajado ampliaciones del B747 para transportar a más de 500 pasajeros, con un modelo de dos pisos muy similar al gigante de Airbus; pero el proyecto quedó archivado.

[Para leer más: El competidor del A380 que Boeing nunca se animó a construir]

Con la crisis del B737 MAX, Boeing avanza lentamente con el proyecto del B777X, que será el bimotor más largo del mundo, pero ni por casualidad se le ocurriría en estos momentos diseñar un modelo como este avión de fuselaje integrado, donde los pasajeros viajarían en el cuerpo central y sus alas.

boeing 1000
El rumor del súper avión de Boeing circula desde el 2006.

Lo que sí Boeing estuvo investigando

En realidad el bulo circula desde el 2006, y en aquel entonces Boeing se encargó de desmentirlo; pero reconoció que trabajaba en diseños similares para desarrollar aviones militares, indica la web Hoax-Slayer.

Boeing y la NASA trabajaron en modelos de ala integral, y en algún momento se pensó como alternativa para transportar entre 450 y 800 pasajeros

Por ejemplo, el X-48 fue un prototipo no tripulado desarrollado por Boeing y la NASA para analizar el rendimiento de una aeronave de ala integrada. Los estudios contemplaban que un avión de estas características pudiese transportar entre 450 y 800 pasajeros, y lograr un ahorro en el consumo de combustible de un 20%.

X 48B from above
El prototipo del B-48, desarrollado por Boeing y la NASA.

Los primeros diseños

El diseño de un avión de ala integrada se remonta a 1910, con una propuesta del ingeniero alemán Hugo Junker que, dos décadas después, evolucionó en el Junkers G38, un cuatrimotor del que solo se hicieron dos unidades.

Con once plazas pero con un nivel de lujo comparable al del Zeppelin, llevaba a tres pasajeros en el interior de cada ala, que medían 1,7 metros en la raíz.

El borde delantero de cada una estaba provisto con un parabrisas inclinado que permitía a los viajeros poder ver hacia delante, tal como los pilotos.

Bundesarchiv Bild 146 1980 085 32, Flugzeuge Junkers G 38
El Junkers G 38 transportaba a tres pasajeros por ala. Pero solo se hicieron dos unidades.

El sueño del YB-49

El concepto de ala integral siguió en los escritorios de los ingenieros de EEUU, la Unión Soviética y Alemania hasta la llegada de la Segunda Guerra, en el afán de diseñar un avión que tenga una mayor superficie de sustentación.

Algunos prototipos como el YB-35 y el YB-49 se llegaron a construir, pero eran aviones militares concebidos para el bombardeo. De hecho al YB-49 se lo pueder ver atacando a las naves marcianas en la primera versión cinematográfica de La Guerra de los Mundos, informa Airlinesratings.

[Para leer más: Así es el futurista avión de KLM que llevará pasajeros en las alas]

Su fabricante Northrop Corporation produjo un video promocional en el que pretendía deslumbrar sobre el glamour de volar en una avión similar al YB-49, donde las únicas ventanas eran las de los privilegiados que tenían asientos en las cabinas de observación.

 


Video de Northrop Corporation sobre el avión de pasajeros basado en el YB-49
 
Hace pocos meses KLM presentó en sociedad un modelo que recuerda a esos diseños de fuselaje integrado. El Flying V, desarrollado por investigadores de TU Delft, podría transportar a 314 pasajeros y consumir un 20% menos de combustible que el A350-900.

Desventajas del proyecto de Boeing

El supuesto proyecto del gigantesco avión de Boeing tendría varios puntos en contra, sobre todo relativos a la comodidad de los pasajeros.

10 85 orig
Radiografía del falso proyecto de Boeing.

Un avión de estas características tendría que tener un tamaño más grande que el A380, que tiene una envergadura de 80 metros. Si ya este gigante solo puede operar en aeropuertos principales, sería más difícil que se pueda aceptar a una aeronave con alas más grandes.

Los pasajeros que viajaran en las alas sentirían con más intensidad el movimiento del avión. Y ni hablar si hay turbulencias

En un diseño así los pasajeros tendrían que estar ubicados desde el centro hacia los extremos del avión. Pero los que estén sentados en las partes exteriores sentirán con más intensidad el movimiento del avión. Y en caso de turbulencias, sería lo más cercano a una montaña rusa.

volaremos en aviones con forma de v foto klm 15 970x597
El diseño que propone KLM.

Viajar casi sin ventanillas

Las ventanillas solo podrían instalarse en los extremos laterales, por lo que el 90% de los pasajeros no tendrían posibilidad de mirar hacia el exterior.

De hecho su distribución de asientos parece el de una sala de cine, donde un pasajero en el centro verá que tiene a 14 plazas por cada lado.

Si hoy por hoy ninguna aerolínea está interesada en adquirir aviones que puedan transportar a más de 500 pasajeros, un proyecto como este avión de Boeing es una utopía.