Boeing recupera las esperanzas con el B737MAX (pero con cuentagotas)

Boeing espera que el B737 MAX pueda volver a volar a fin de año. Pero la última palabra la tienen los organismos reguladores. Foto: Boeing

Boeing recupera las esperanzas con el B737MAX (pero con cuentagotas)

Boeing retoma la fabricación del B737MAX, tras cinco meses de parón de sus plantas. Sin embargo todavía no hay fecha para el regreso de sus vuelos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

28/05/2020 - 10:38h

Tras cinco meses con sus maquinarias detenidas la planta de Renton, en el estado de Washington, Boeing ha retomado la producción del B737 MAX, el modelo de pasillo único que tiene prohibido volar desde hace más de un año.

Producción más lenta

La compañía estadounidense anunció que la producción se realiza “a un ritmo lento”, pero no especificó qué cantidad de aeronaves se ensamblarán por mes.

[Para leer más: Boeing se queda sin espacio para guardar los B737 MAX]

El mes pasado Boeing comunicó que esperaba recuperar las entregas de este avión para la segunda mitad del año, con un incremento gradual de la producción hasta llegar a las 21 unidades para el 2021.

Las tragedias del B737 MAX arrastraron a Boeing a la peor crisis en décadas. Foto: Boeing.

Las tragedias del B737 MAX arrastraron a Boeing a la peor crisis en décadas. Foto: Boeing.

La crisis

Antes del segundo accidente fatal de ese modelo, que ocurrió el 10 de marzo de 2019 en la capital de Etiopía, Boeing fabricaba 52 B737 MAX al mes. Y en sus planes de futuro aspiraba a subir la producción a 57 aeronaves.

De llegar a fabricar 52 aeronaves mensuales, Boeing tuvo que paralizar sus fábricas en enero. Con suerte, para el año que viene estaría produciendo unos 21 B737 MAX

Pero tras la caída del avión de Ethiopian Airlines en el aeropuerto de Addis Abeba, las prohibiciones de volar del MAX llegaron en cadena. Como un efecto dominó, las aerolíneas obedecieron y dejaron de operarlo, por lo que Boeing tuvo que reducir su fabricación a 42 aviones al mes.

Pero las ventas también cayeron en picado y las unidades flamantes se acumularon en las fábricas, en los aparcamientos de los empleados y hasta tuvieron que alquilar espacios en lejanos depósitos de aviones para poder guardarlos.

[Para leer más: El B737 MAX bate récords…de cancelaciones]

Al final, una de los últimas medidas del anterior consejero delegado Dennis Muilenburg, fue paralizar la producción del avión de fuselaje estrecho hasta que pueda volver a volar; decisión ratificada por su sucesor David Calhoun.

A un año de la crisis el B737 MAX no ve la luz al final del túnel. Foto: Boeing

El B737 MAX no puede volar desde marzo del año pasado. Foto: Boeing

Los permisos todavía no están listos

A pesar de los trabajos por actualizar los sistemas de navegación del MAX, la FAA (Administración Federal de Aviación de EEUU) todavía no otorgó los permisos necesarios para que este avión pueda volver a volar.

El B737 MAX no puede volar desde marzo del año pasado, tras dos accidentes aéreos que causaron la muerte de 346 personas

Según Reuters, la certificación no llegaría antes de agosto, pero ya es habitual que las fecha se posterguen una y otra vez.

Boeing pasa la tijera

El anuncio del MAX quedó eclipsado por la confirmación del recorte en las plantas de Boeing: el gigante norteamericano prescindirá de casi 13.000 empleados en todos el mundo, entre 6.770 despidos en EEUU, sumados a otros 700 en otros países, y con 5.520 bajas voluntarias pactadas en las últimas semanas.

La reestructuración interna de Boeing culminará con el recorte del 10% de su plantilla, que actualmente integran 160.000 personas en todo el mundo.