British Airways reforma su deficitario plan de pensiones

El sector aéreo teme un "brexit" sin acuerdos. En la imagen, aviones de British Airways en Londres. Foto: Archivo

British Airways reforma su deficitario plan de pensiones

British Airways lanza un plan de pensiones flexible para reducir el millonario déficit que arrastra con el actual sistema

Tras negociar con los sindicatos y empleados, finalmente British Airways presentó un nuevo plan de pensiones para su personal, con el que busca reducir el gigantesco déficit de más de 3.000 millones de euros que arrastra con el actual sistema.

La propuesta de BA es que 17.000 empleados cuenten con un plan de beneficios flexible, en el que se incorpore un nuevo programa de pensiones de contribución definida, que comenzará a aplicarse el 1 de abril del año que viene.

Este nuevo plan reemplazará al principal plan de pensiones en el Reino Unido, el NAPS (acrónimo de New Airways Pension Scheme), y el BARP (British Airways Retirement Plan), actualmente el principal plan de pensiones de contribución definida en Gran Bretaña.

British Airways ha destinado más de 4.000 millones de euros a su plan de pensiones

Según British Airways, el nuevo plan tendrá acuerdos competitivos “en línea con el mercado”, donde el trabajador podrá elegir sus tasas de contribución y, si lo desea, puede optar por recibir dinero en efectivo en vez de contribuir a su pensión.

Un plan que cuesta muy caro

El fondo NAPS se abrió en abril de 1984 y cerró su suscripción en marzo de 2003, y allí se encuentran los planes del 47% de los trabajadores de la aerolínea. El restante 52% lo gestiona por el BARP.

La estrategia de la aerolínea británica es reducir el gigantesco déficit de 3.170 millones que el NAPS presentaba en marzo de 2015, cifras que se actualizarán en marzo de 2018 a tenor del cierre del plan para aportaciones adicionales. Desde el 2003 British Airways ha destinado más de 4.000 millones de euros en el fondo NAPS, pero sin poder controlar los números rojos, precisó Financial Times.

Este déficit en el plan de pensiones era el más alto del país en relación al tamaño de la empresa –excepto las petroleras-, y desafiaba la estabilidad financiera del grupo IAG, donde British Airways se encuentra junto con Iberia, Vueling y Aer Lingus.