British Airways volará gracias a la basura

La huelga de septiembre que ha afectado a las operaciones de British Airways llevada a cabo por el colectivo de pilotos BALPA. Foto: EFE.

British Airways volará gracias a la basura

British Airways impulsa con la petrolera Shell la construcción de una planta que reconvertirá los residuos en combustible para sus aviones

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

21/08/2019 - 14:04h

British Airways quiere tomar la delantera en la carrera por la sostenibilidad en la aviación comercial. La compañía británica anunció que invertirá 360 millones de euros en construir una planta en Inglaterra que produzca combustible a partir de residuos domésticos.

En el proyecto también participan la petrolera Royal Dutch Shell y Altalto Immingham Limited, una filial de la compañía de combustibles renovables Velocys.

500.000 toneladas para reciclar

La factoría se ubicará cerca de la ciudad de Lincolnshire, al noreste de Inglaterra. El objetivo es terminar su construcción en tres años y que pueda transformar 500.000 toneladas anuales de residuos sin reciclar, ya sean bandejas de alimentos, tazas de plástico de café o pañales, en combustible para sus aviones.

La planta impulsada por British Airways pretende transformar 500.000 toneladas de residuos al año en combustible para aviones

Según British Airways el combustible en base a la basura podría reducir las emisiones de hollín en un 90% y las de óxido sulfuroso en un 100%.

La compañía calcula que este volumen equivale a lo que pueden contaminar 40.000 coches en las calles urbanas al año.

Reducción de emisiones

Según indicó el presidente y consejero delegado de British Airways, Alex Cruz, “este desarrollo es un paso importante para reducir las emisiones de carbono” en la compañía.

[Para leer más: El fantasma de la contaminación acorrala a la industria aeronáutica]

El objetivo es tener un crecimiento neutral de emisiones para el año que viene y disminuir en un 50% las emisiones de CO2 en el 2050, comparado con los niveles de 2005”.

Los aviones en el banquillo de la ecología

Si bien la industria aeronáutica genera el 2% de las emisiones contaminantes en el mundo, se espera que este índice aumente conforme siga el crecimiento del número de pasajeros, vuelos y flotas.

Esta situación generó un intenso debate entre asociaciones ecologistas, gobiernos y usuarios, donde las aerolíneas buscan alternativas para crecer de manera sostenible.

Aviones eléctricos y combustible bio

Por un lado están los proyectos de aviones híbridos y eléctricos, pero todavía nadie pudo desarrollar una tecnología que permita el transporte de grandes aviones de pasajeros.

El biofuel surge como alternativa, pero todavía hay pocos proveedores de este combustible y su coste es tres veces superior al elaborado a partir de restos fósiles.

Otros proyectos sostenibles

Además de la iniciativa de British, hay varios proyectos en danza para ganar sostenibilidad.

United accedió a comprar 38 millones de litros de biofuel para los próximos dos años, mientras que KLM firmó un acuerdo con la holandesa Sky NRG para contar con este combustible durante una década.

[Para leer más: Por qué KLM sugiere que viajes en tren antes que en avión]

Virgin Atlantic trabaja con Lanza Tech para desarrollar un avión de pasajeros que sea impulsado por queroseno elaborado a partir del alcohol. El año pasado un vuelo de la aerolínea británica cruzó de Orlando a Londres usando ese tipo de combustible.

Finnair logró que un avión vuele de ida y vuelta desde Helsinski a San Francisco con un combustible elaborado, en un 12%, de aceite de uso doméstico.