Chicago: la nueva meca de los vuelos de ultra largo alcance

El aeropuerto de Chicago será refaccionado a un coste de casi 7.000 millones de euros.

Chicago: la nueva meca de los vuelos de ultra largo alcance

Mientras invierte casi 7.000 millones en reformar su aeropuerto, Chicago se prepara para recibir las conexiones directas con Auckland y Sídney

Chicago no solo quiere tener el aeropuerto más moderno de EEUU, sino que también pretende convertirse en la nueva meca de los vuelos de ultra largo radio.

El consistorio de la ciudad aprobó un proyecto de 6.900 millones de euros para reformar la terminal, trabajos que llevarán unos ocho años. Cuando finalicen, Chicago tendrá el sistema de terminales más moderno de EEUU, que se complementará con un nueva trama de pistas de aterrizaje y despegue, ya en obras.

Comodidad para 78 millones de pasajeros

El alcalde Rahm Emanuel destacó la construcción de una terminal global, que irá en lugar de la número 2 actual y será utilizada mayormente por la aerolínea United, que tiene su centro de operaciones en O'Hare, y por su competidora American.

United opera 500 vuelos a 147 aeropuertos desde su hub de Chicago

En esta terminal los viajeros nacionales podrán conectarse con vuelos internacionales sin demora y sin necesidad de trasladarse a la terminal 5, que es habitualmente la base de las operaciones internacionales.

Está previsto que la remodelación aumente en un 20 % las puertas de embarque, lo que permitirá reducir demoras y acelerar el desplazamiento de los 78 millones de pasajeros que usan anualmente el aeropuerto.

Más vuelos maratónicos

Este proyecto faraónico también servirá para la expansión que las aerolíneas norteamericanas y de otros países en los vuelos de ultra largo radio, carrera liderada por Qatar Airways, seguida por Qantas, y a la que se sumó Air New Zealand.

Entusiasmada con su exitoso vuelo desde Perth a Londres, de 14.498 kilómetros y poco más de 17 horas, Qantas planifica unir sin escalas Sídney y Chicago, desde donde sus pasajeros podrán conectar con cualquier punto de la costa oeste de EEUU, como Washington o Nueva York.

La nueva ruta más larga del mundo

Esta ruta será la más larga del mundo, de unos 14.867 kilómetros, que desplazaría a la campeona del momento: la Doha-Auckland, de 14.535 kilómetros. Actualmente el vuelo entre la ciudad australiana y la norteamericana implica un recorrido de 18 a 19 horas, a lo que se suma una escala en Los Ángeles.

Qantas quiere unir a Sídney con Chicago, y sus 14.867 kilómetros la convertirían en la ruta más larga del mundo

Estas conexiones irán de la mano de la llegada de nuevos B787 Dreamliner, la aeronave utilizada en el vuelo hacia Londres. Para este año la aerolínea australiana espera recibir cuatro aviones de este modelo, que reemplazarán los servicios del B747 que une a Brisbane con Los Ángeles y Nueva York.

Espera de la joint venture

Para poder operar esta ruta, todavía Qantas tiene que tener la luz verde de los organismos reguladores para firmar una alianza con American Airlines, socios en Oneworld.

En la carpeta de proyectos de Qantas se contempla ampliar la apuesta de los vuelos de ultra largo alcance, y llegar con vuelos directos desde Sídney a Londres y Nueva York  para el 2022.

Ruta a Auckland

A diferencia de Qantas, Air New Zealand no necesita esperar ningún permiso. La aerolínea del país austral operará una ruta sin escalas entre Chicago y Auckland a partir del 30 de noviembre, operada junto a United Airlines.

Los B787-9 Dreamliner también serán protagonistas de este vuelo maratónico, de 13.183 kilómetros, y que demorará 15 horas en dirección norte y 16 horas en el trayecto al sur.