Cinco hitos de Airbus que revolucionaron la aviación

Airbus festeja sus 50 años con el vuelo de sus aviones. Foto: EFE.

Cinco hitos de Airbus que revolucionaron la aviación

Los bimotores de fuselaje ancho, el uso de materiales compuestos y el pilotaje por mandos electrónicos son algunos de los hitos de Airbus en su historia

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

30/05/2019 - 18:58h

Airbus celebra los 50 años de vida con una serie de festejos que se iniciaron esta semana y que se prolongarán a lo largo del año. El consorcio europeo logró grandes avances en la industria aeronáutica, tanto en la fabricación de modelos exitosos como en un novedoso sistema de gestión y producción.

No todo fue perfecto: al éxito de modelos como el A320 se le contrapone decepciones como el A340 y el A380, los desacuerdos en el gerenciamiento y el uso de materiales que no prosperaron.

[Para leer más: Airbus busca un modelo que reemplace a los A320]

Pero aquella alianza franco-alemana de hace cinco décadas, a la que se fueron incorporando otros países como España, goza de excelente salud y permitió romper el monopolio estadounidense en la producción aero-espacial.

Estos son los cinco hitos más importantes de su historia.

Bimotores de fuselaje ancho

El 29 de mayo de 1969 el ministro francés de Transporte, Jean Chamant, firmó un acuerdo con el encargado alemán de Asuntos Económicos, Karl Schiller, para desarrollar un avión bimotor de doble pasillo.

Ese sería el A300, y la rúbrica de ese convenio se considera como la fecha de fundación de Airbus.

El A300, el primer avión de Airbus, fue un éxito comercial y tecnológico. Fotos: Airbus.
El A300, el primer avión de Airbus, fue un éxito comercial y tecnológico. Foto: Airbus.

El nacimiento del A300, un bimotor de fuselaje ancho, sería una revolución en el mercado, que rompería el reinado de los cuatrimotores como el Boeing 747 y los trimotores como el Lockheed L-1011 y el McDonnell Douglas DC-10 en las rutas de largo radio.

La familia del A300 llegaría a crecer con 820 aeronaves fabricadas, y sus prestaciones sirvieron para desarrollar nuevos modelos para rutas de corto y medio alcance, como el exitoso A320.

Pilotaje por mandos electrónicos

Una de las grandes innovaciones por parte de Airbus fue la implementación del pilotaje por mandos electrónicos (fly-by-wire), que reemplazaría a los controles de vuelo manuales.

El grupo europeo había introducido un sistema electrónico en dispositivos de control secundarios del A300 y el A310.

El A300, el primer bimotor de fuselaje ancho, rompió el monopolio de modelos con cuatro y tres turbinas para las rutas de largo radio

Pero gracias al trabajo de Roger Beteille, uno de los responsables del éxito tecnológico de Airbus, en el A320 se dio un paso más allá, con un sistema electrónico que reemplazaría a los cables, poleas y circuitos hidráulicos utilizados para el control manual.

A320  COCKPIT
Cabina de un A320 con sistema de pilotaje con mandos electrónicos. Foto: Airbus.

El innovador sidestick (que recuerda al joystick de un videojuego) permitió al piloto operar con más precisión, control y seguridad.

Además la incorporación de mandos electrónicos aligeró el peso de las aeronaves, y estandarizó la operatividad de los aviones, lo que evitó que los tripulantes tengan que realizar una capacitación cada vez que tomaban los mandos de una nueva aeronave.

En sí Airbus no es el inventor del sistema fly-by-wire, ya se había visto en modelos como el ruso Tupolev y el Concorde. Pero sí fue responsable de su masificación mundial gracias al éxito del A320.

Materiales compuestos

Tres décadas antes de que Boeing presuma con su B787 fabricados con materiales compuestos derivados del plástico, Airbus había innovado con sus estructuras que prescindían el uso de metales.

[Para leer más: Airbus ya tuvo un avión similar al B797. Y fue un éxito]

El A300, entre otras novedades, fue la primer aeronave de pasajeros que usaba materiales compuestos, como los bordes delanteros y traseros del timón de dirección fabricados en plástico reforzado con fibra de vidrio.

Composite carbon fiber weaving machine 3 Airbus
Airbus revolucionó el uso de materiales compuestos con fibra de carbono. Foto: Airbus.

Este material se fue extendiendo en modelos posteriores como los pilones del motor y otras partes del timón de dirección en el A310.

El socio español de Airbus, CASA, fue uno de los impulsores de esta tecnología, al punto de que en los A350 los materiales compuestos actualmente representan la mitad del peso estructural.

Producción diversificada

En vez de apostar por un único centro de producción bajo un mando vertical Airbus decidió que cada país fabrique lo que mejor sabe hacer.

Así se crearon ‘centros de excelencia’ distribuidos por el continente: Alemania fabricaría fuselajes, el Reino Unido las alas, España los materiales compuestos, etcétera.

La planta de Broughton de Airbus es una de las que se dedican a la fabricación de alas.
La planta de Broughton de Airbus se dedica a la fabricación de alas. Foto: Airbus.

De esta manera también se lograba una distribución más equitativa de los recursos y se potenciaba el desarrollo de industrias locales como proveedores.

En vez de apostar por un único centro de producción bajo un mando vertical Airbus decidió que cada país fabrique lo que mejor sabe hacer.

Sin embargo el sistema tuvo sus turbulencias, porque en ocasiones la ausencia de una línea de montaje unificada llevó a inconvenientes como en los desajustes que tuvo el primer A380 en 2006.

Sin embargo, este esquema lleva 50 años y sigue funcionando.

Primera organización aeroespacial internacional

Desde los hermanos Wright las colaboraciones entre países fueron frecuentes para fabricar aviones y componentes. Pero hasta los años ’60 las cooperaciones no fueron profundas, por los celos estratégicos entre los estados.

Airbus rompió con ese techo de cristal. Tras los acuerdos entre Francia y el Reino Unido con programas como BAC One-Eleven o el Havilland Comet, Alemania Occidental pidió sumarse para catapultar su industria tras la Segunda Guerra.

[Para leer más: Airbus da una estocada a Boeing con la venta de 300 aviones a China]

El desarrollo del Concorde fue otro paso de gigante en la colaboración entre estados, y con la fundación de Airbus se creó una estructura inédita, con la participación de diversos gobiernos europeos.

AGM 2019 111
Guillaume Faury, actual consejero delegado de Airbus. Foto: Airbus.

La reestructuración de 2010, emprendida por Tom Enders, consolidó una compañía regida por criterios empresariales y no políticos o estratégicos.

Actualmente Airbus cuenta 134.000 trabajadores, entre 48.000 en Francia, 46.000 en Alemania, 14.000 en Reino Unido y 12.700 en España. Y sin contar el empleo que da a las compañías proveedoras.