Cómo Singapore Airlines acompañó al A380 de la cuna a la tumba

Singapore Airlines fue clave en el ascenso pero también en la caída del A380. Foto Singapore Airlines

Cómo Singapore Airlines acompañó al A380 de la cuna a la tumba

Aunque no es la aerolínea con más A380 en el mundo, el apoyo de Singapore Airlines fue fundamental para que Airbus lanzara este gigantesco avión

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

06/02/2020 - 11:15h

La confianza es el motor que mueve a los aviones, dijo un alto representante de la industria aeronáutica. Y también a los proyectos como el A380, que se pensaba en liderar la revolución de la aviación aunque el sueño se esfumó en dos décadas.

Si hay más de 300 aviones de dos pisos surcando los cielos es, en gran parte, al apoyo que Singapore Airlines dio para que este gigante viera la luz.

Y aunque la estocada final del programa la dio su principal operador, Emirates, también Singapore Airlines (SIA) fue clave en llevar al A380 a su desaparición, informa Flight Global.

a380 singapore 15 970x597

Singapore Airlines llegó a tener 20 A380 volando al mismo tiempo. Foto: Singapore Airlines.

La seducción de Airbus

Entre 1999 y el 2000 Airbus logró que la compañía de Singapur dejara de lado al Boeing 747 y mirara con atención al programa del A3XX. De hecho la aerolínea asiática tenía 36 jumbos del tipo B747-400 y ocho de carga.

Airbus logró que Singapore Airlines, que llegó a operar 36 jumbos (más ocho cargueros), ponga sus ojos en el futuro A380

Por aquel entonces el presidente ejecutivo de Airbus Noel Forgeard tanteó a las principales aerolíneas para garantizar el apoyo del mercado a este proyecto, con la búsqueda de cartas de interés de clientes potenciales.

SIA formó parte del grupo asesor, que aportaba sugerencias sobre consumo de combustible, coste operativo y oferta de asientos según sus expectativas.

La primera operación comercial

Y para dejar constancia en su confianza en Airbus, en mayo de 2000 fue la segunda compañía en firmar la carta de intención para la incorporación de 10 aviones. La primera fue, como es de esperar, Emirates.

[Para leer más: Los primeros A380 de la historia entran en el taller de desguace]

Eso sí: presionó a Airbus a que baje los niveles de ruido para cumplir con las normas ambientales del aeropuerto de Londres-Heathrow, y eligió a Rolls-Royce como su proveedor de motores.

A380 2 Foto Singapore Airlines

Singapore Airlines fue la compañía que operó el primer A380. Foto Singapore Airlines

El lanzamiento

A finales del 2000 Airbus anunció el lanzamiento del programa del A380, con 50 pedidos en firme de varias compañías, como Singapore, Emirates, Air France, Qantas, Virgin Atlantic y la compañía de alquiler ILFC.

La aerolínea del Sudeste Asiático había sido elegida para el lanzamiento, programado para 2004.

Las dificultades del parto

Pero llegaron las turbulencias. El vuelo inaugural se postergó para el año siguiente, y por desacuerdos técnicos en el cableado se veía que era imposible entregar el primer avión para el 2006.

Al final, el 26 de marzo de 2006 se realizó el vuelo inaugural en un A380 saturado: nada menos que 853 pasajeros, 18 tripulantes de cabina y dos pilotos viajaron durante 78 breves segundos en Toulouse.

A380 Clase business Foto Singapore Airlines

Vista de la clase business en el A380. Foto Singapore Airlines

La nueva reina de los cielos

Pero tuvieron que pasar 10 meses más hasta que Singapore recibió formalmente su primer A380. Sin embargo la compañía confirmó su confianza en Airbus con una extensión de la orden inicial a nueve A380 más.

Singapore Airlines llegó a adquirir 24 A380, aunque el pico de operaciones fue con 20 aviones volando simultáneamente

Por fin, 18 meses más tarde de la fecha establecida con Airbus, Singapore Airlines recibió el primer avión el 15 de octubre de 2007. Su presidente Chew Choon Seng dijo “a partir de hoy hay una nueva reina de los cielos”. El cambio de tercio del B747 al A380 estaba confirmado.

Los restantes 19 aviones se fueron entregando a lo largo de los cinco años siguientes, y el 19º llegó en el 2012. SIA firmó una orden por cinco unidades más, que llevarían su flota a 24 aviones de dos pisos.

Se acaba el amor

Pero en el 2016 llegó la primera prueba de infidelidad. SIA anunció que no renovaría el alquiler de los cinco primeros A380 que llegaron a la aerolínea, propiedad del inversor alemán Dr. Peters Group.

A380 primera clase Foto Singapore Airlines

Lujo en la primera clase del A380. Foto Singapore Airlines

¿Las razones? Singapore argumentó que los costes de adaptar las cabinas de los aviones más antiguos eran demasiado altos. Y también estaba preocupado por lo caro que salía poner en el aire cada avión de cuatro motores.

[Para leer más: Cómo el A380 revolucionó el lujo de la primera clase]

Cuando llegó el lote de los últimos aviones comprometidos, en 2017, Singapore inició la retirada de los modelos más veteranos. Para ese entonces la aerolínea asiática operaba con 20 A380.

La diáspora de los veteranos

Uno de estos aviones más antiguos fue comprado por la compañía de alquiler Hi Fly, que es contratado por aerolíneas que necesitan urgente un avión capaz de transportar a más de 500 pasajeros por vuelo; o para tareas especiales como fue el rescate de ciudadanos de otros países de la ciudad china de Wuhan, por la crisis del coronavirus.

Dos A380 desarmados. Este programa fue una de las decepciones históricas de Airbus.

Los A380 más antiguos de Singapore Airlines en el desguace.

Otros, como el MSN003, el primero que llegó a manos de SIA, se encuentra en pleno proceso de reciclado y desguace en Tarbes, al sur de Francia.

[Para leer más: Singapore Airlines renueva a fondo sus A380 más antiguos]

Los últimos aviones de este tipo llegaron en el 2018. Al año siguiente la compañía destinó 752 millones de euros para renovar su flota de 19 A380, para que todos tengan una oferta de lujo y confort a bordo que pocas aerolíneas pueden ofrecer.

Singapore y Qantas tomaron el mismo camino: prefirieron invertir en la renovación de su flota ante que en seguir comprando más aviones.

Esta decisión, sumada a la renuncia de Emirates de adquirir más aviones, forzaron a Airbus a suspender la fabricación del A380 en el 2021.

Singapore Airlines los seguirá operando por al menos un par de décadas más. Hasta que paulatinamente esta nueva reina de los cielos deje su corona a los bimotores de doble pasillo como el A350, el B787 y el futuro B777X.