Controladores: “De estos turnos agotadores depende la seguridad”

Una controladora aérea en el Aeropuerto de Málaga. | EFE

Controladores: “De estos turnos agotadores depende la seguridad”

Los controladores aéreos advierten de la sobrecarga de trabajo de la plantilla, y consideran que las incorporaciones de Enaire son insuficientes

La historia es similar a la de cada año: se acerca la temporada de verano, el número de vuelos se incrementa y los controladores aéreos advierten que algunas plazas, como la de Barcelona, corren el riesgo de colapsar.

Técnicamente no se ha llegado a la parálisis de ningún aeropuerto en los últimos años –exceptuando el paro en el Puente de Diciembre de 2010-, pero desde el sindicato Usca alertan que el aumento de trabajo tiene a la plantilla trabajando bajo condiciones agotadoras, “con turnos abusivos, donde la jornada máxima anual no se respeta”.

Turnos maratonianos

Según precisaron fuentes de Usca a Cerodosbé, el convenio colectivo establece que se deberían tener cinco días de trabajo y tres de descanso, “que al final termina siendo dos jornadas, porque sales de madrugada el último día”.

Excepcionalmente, Enaire solicita que el turno sea de seis días de trabajo y dos de descanso, “pero eso pasó a ser la norma en Barcelona”. Desde el 2014 “aumentaron un 336%” los pedidos para que cumplan este turno, indicaron.

Más exactamente, precisaron que de 465 servicios con este régimen se pasó a 2.027 turnos el año pasado.

Usca: “En Barcelona se convirtió en norma trabajar seis días y descansar dos”

“Para colmo el último día sales a las siete de la mañana de tu día de descanso, con lo que queda un día y medio para desconectar”, agregaron.

Además del cambio de turnos que imposibilita conciliar la vida familiar, en la central sindical que “los delegados informan que hay efectos negativos en la salud” de los empleados por el ritmo de trabajo.

Aumento de vuelos

Según Enaire en el primer trimestre del año se gestionaron 400.000 vuelos, un 7% más que en el mismo período del año pasado.

Los puntos con más aumentos de vuelos fueron Canarias (+7,4%), Sevilla (+7,3%), Madrid (+7%) y Barcelona (+6%).

Con los datos de marzo, el ente indicó que van 54 meses consecutivos de crecimiento del tráfico aéreo que pasa por España, que por año registra unos dos millones de vuelos.

Nuevas contrataciones

Para evitar el descalabro de las operaciones, en el 2016 Enaire abrió la puerta a la contratación de 106 trabajadores, tras cinco años sin asumir nuevas plazas.

En el 2017 se convocó a 130 aspirantes y otros 134 se contemplan en los Presupuestos Generales de Estado. Con estas cifras, hay “un incremento del 21% sobre la plantilla actual de 1.745 controladores”, describieron en el ente que controla la navegación aérea.

Incorporaciones

De la convocatoria de 2016 los controladores se están incorporando a los centros de control, mientras que los que llegaron en 2017 están eligiendo destino para seguir su formación, que puede extenderse entre tres y ocho meses, según el volumen de trabajo y del personal disponible para las tutorías.

De estos últimos, al menos 52 plazas se destinarán a Cataluña, 30 a Baleares y 31 a Canarias, precisaron en el ente.

“Llegan tarde”

Para los controladores, estas incorporaciones llegan tarde, y no alcanzan para descomprimir el cuello de botella. “Necesitamos al menos 500 controladores”, indican, para cubrir también a los empleados que se jubilan o los que piden bajas médicas.