Los controladores de Marsella jaquean a los vuelos en Europa

Las huelgas de los controladores de Marsella causaron más del 80% de las demoras en mayo.

Los controladores de Marsella jaquean a los vuelos en Europa

En mayo los retrasos se dispararon el 176%, en gran parte debido a las huelgas de controladores aéreos franceses

La ola de huelgas de controladores aéreos, sobre todo las protagonizadas por los trabajadores de Francia, multiplicaron los retrasos en mayo. Durante ese mes se llegaron a acumular 100.635 minutos de demora al día, un 176,5 % más que hace un año, y un 124 % más en comparación con abril.

De los centros franceses, el que más problemas ha ocasionado a las aerolíneas es el de Marsella, que además de gestionar los vuelos en el sur de Francia, también coordina el paso de las aeronaves que pasan desde España hacia el sector meridional de Europa.

Las acciones en este centro de control “tienen un efecto desproporcionado sobre la operación en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, así como en los de Baleares, especialmente en el de Palma de Mallorca”, precisaron Aceta (Asociación de compañías españolas de transporte aéreo) y Ala (Asociación de líneas aéreas).

Los problemas de Marsella, junto con las causas climatológicas, originaron el 82% de las demoras (82.138 minutos diarios) del mes.

Más de medio millón de minutos de demora

Según Eurocontrol, en sólo un año los retrasos en la gestión del tráfico aéreo en ruta se han incrementado en un 283,8 %, de los que las huelgas registradas en Francia son responsables de acumular 500.000 minutos de demoras.

Un día de huelga crea un efecto dominó sobre los siguientes, por el incremento de frecuencias para poder reorganizar las operaciones. Por ello, según este centro estadístico, en un año se multiplicaron por cuatro los vuelos que registraron una demora de al menos 15 minutos. Durante mayo, el 5,8% de los aviones salieron fuera de horario.

España pierde posiciones

El problema de los retrasos llevó a que España no pueda recuperar la primera posición como el país con el mayor incremento de vuelos diarios, que tenía hasta marzo, cuando había contabilizado 218 operaciones.

En mayo, España registró 141 vuelos adicionales por jornada, pero fue superado por Grecia con 205, y Turquía con 193.

En tanto, Francia tuvo una caída del 6% en el tráfico, debido a las medidas de fuerza de los controladores pero también a las huelgas organizadas por los trabajadores de Air France.

Protestas de los directivos de aerolíneas

El incremento de las huelgas, con el verano ya iniciado, ponen en alerta a los directivos de las principales aerolíneas.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, dijo que las medidas de fuerza de los controladores “arruinan” a las compañías aéreas. En el caso de dos de las aerolíneas de este consorcio, Iberia y Vueling, tienen una repercusión mayor por los vuelos que deben salir desde España y atravesar el espacio aéreo francés en sus operaciones internacionales, para lo que deben dar un rodeo en sus rutas -lo que implica un incremento de los costes-.

Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair, se sumó al fastidio de los ejecutivos y pidió que la Comisión Europea y los gobiernos tomen medidas urgentes para evitar el bloqueo del espacio aéreo en el verano.

IATA, por su parte, sugirió que en situaciones de huelgas los centros de controladores de otros países asuman las funciones de gestión de vuelos, aunque reconoció que esta iniciativa tiene un alto precio político que pocos estados están dispuestos a pagar.