Controladores y Enaire negocian in extremis para evitar la huelga

Los controladores aéreos del centro de Barcelona reclaman la incorporación de más trabajadores.

Controladores y Enaire negocian in extremis para evitar la huelga

Los controladores del Centro de Barcelona y Enaire volverán a reunirse el lunes para negociar las condiciones laborales

Los trabajadores del Centro de Control de Barcelona y Enaire tiene una última oportunidad para evitar que el verano sea un caos en los cielos de Cataluña. Ambas partes volverán a reunirse el lunes para acordar posiciones y evitar una ola de huelgas en las operaciones de control aéreo.

En caso de que en la próxima reunión no se llegue a un acuerdo, los controladores anunciarían la medida de fuerza el día 5, y las huelgas se realizarían a partir del 20 de junio, a razón de los miércoles y domingos durante diez semanas.

La huelga no se dará en la torre de control, sólo en el centro, y afectará a todo el arco mediterráneo, ya que desde estas instalaciones, en las que actualmente trabajan 298 controladores, se gestiona el tráfico con Levante y las islas Baleares.

Posiciones cercanas

Pero por suerte en la primera reunión las posiciones de sindicatos y empresa “están cercanas”, indicó el portavoz de la asamblea de controladores aéreos del Centro de Control de Gavà, Raúl Tobaruela, a Europa Press.

Enaire propuso incorporar a 90 profesionales al centro durante los próximos cinco años, lo que supondría alcanzar un total de 390 controladores, y estaría dispuesta a reducir la presión sobre la plantilla actual y tener una jornada laboral "razonable".

Los trabajadores quieren la garantía de que la incorporación de más empleados implicará una reducción de la carga de trabajo

Pero todavía queda por definir que la empresa defina cuáles son los días en los que los controladores trabajan y cuáles en los que descansan. Para los trabajadores, esto sería posible de organizar con la contratación de más profesionales.

Debate por los días de descanso

Según precisaron fuentes sindicales a Cerodosbé, Enaire se comprometió a incrementar la plantilla “pero sin asegurar de que esa medida vaya a redundar en una mejora de la excesiva jornada laboral de los trabajadores”.

“Necesitamos que Enaire muestre un compromiso en cuanto a definir los días de descanso, que actualmente son insuficientes”, indicaron.

Turnos de seis días de trabajo

Los controladores habían indicado a este medio que el convenio colectivo establece que se deberían tener cinco días de trabajo y tres de descanso, “que al final termina siendo dos jornadas, porque sales de madrugada el último día”.

Excepcionalmente, Enaire solicita que el turno sea de seis días de trabajo y dos de descanso, “pero eso pasó a ser la norma en Barcelona”. Desde el 2014 “aumentaron un 336%” los pedidos para que cumplan este turno, precisaron.