La crisis sin fin: el software de Boeing tiene riesgos potenciales

Un nuevo fallo demora el regreso del B737 MAX a los cielos. Foto: Boeing.

La crisis sin fin: el software de Boeing tiene riesgos potenciales

La administración de aviación de EEUU detecta un riesgo potencial en el software de navegación que Boeing desarrolla para el B737 MAX

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

27/06/2019 - 10:32h

La FAA, el organismo regulador de la aviación en EEUU, alertó a Boeing que el software de navegación del B737 MAX tiene un “riesgo potencial” que tiene que ser solucionado urgentemente.

Esta advertencia demora todavía más los planes para que los 500 B737 MAX que están en tierra puedan volver a volar.

Esperar hasta el otoño

Las aerolíneas que tienen la mayor cantidad de estos aviones, como Southwest Airlines o American Airlines calculaban que el veto a volar se prolongaría hasta septiembre, pero el organismo regulador fue muy claro: “la FAA levantará la prohibición a las aeronaves cuando consideremos que es seguro hacerlo”.

[Para leer más: Boeing aparca los B737 MAX en el estacionamiento de empleados]

Además frena las expectativas comerciales de Boeing, que si bien sigue fabricando este modelo de avión, ya no tiene más sitio para aparcarlos porque nadie los compra (excepto por la carta de intención de IAG para adquirir 200 aeronaves).

El fallo en el microprocesador

“La FAA ha descubierto recientemente un riesgo potencial que Boeing debe mitigar”, dijo en un comunicado el organismo sin especificar de qué se trataba.

Esta incidencia fue descubierta la semana pasada durante una prueba de simulador, precisó Reuters.

La FAA habría detectado que un fallo en el microprocesador del avión puede causar una deriva en la aeronave difícil de controlar

Según Bloomberg, este organismo descubrió que un fallo en un microprocesador del avión puede causar una deriva en la aeronave, que en los simuladores se comprobó que los pilotos apenas pueden controlar, precisaron fuentes relacionadas con este tema.

Este fallo no perjudica al sistema MCAS, que Boeing está mejorando y que está señalado como responsable de la caída de los aviones de Lion Air en octubre del año pasado y de Ethiopian Airlines en febrero, que en total causaron la muerte de 346 personas.

Ocho meses de trabajo

Desde el último accidente Boeing estuvo ocho meses desarrollando el software de navegación necesario para que los B737 MAX puedan volver a volar.

Boeing no cuestionó la advertencia de la FAA y aseguró que están trabajando para corregir el fallo detectado

En mayo comunicó que había completado la actualización y finalizado las pruebas, con 207 vuelos realizados que totalizaron 360 horas en el aire.

Boeing acata la decisión

El fabricante estadounidense acató sin rechistar la advertencia de la FAA. Aseguró que está “de acuerdo con la decisión y el pedido del organismo” y que está trabajando “en el software requerido”.

[Para leer más: Más problemas para Boeing: cientos de 737 con defectos en las alas]

"Boeing no presentará los 737 MAX a la FAA para certificación hasta que cumplamos con todos los requisitos para certificar los MAX y sea seguro volver a operar", añadió la compañía.

Por lo pronto, recién para el 8 de julio Boeing podría realizar un vuelo de prueba tras la corrección de este fallo.