¿Por qué el dueño de Skyscanner quiere su avión supersónico?

El avión supersónico de Boom podría empezar a volar en 2023.

¿Por qué el dueño de Skyscanner quiere su avión supersónico?

Ctrip invierte en el avión supersónico Boom para explotarlo comercialmente en el mercado aéreo en China

Ctrip, la plataforma de viajes más grande de China, quiere atar el avión supersónico Boom a su catálogo de servicios. La tecnológica, propietaria de Skyscanner y Trip.com, no sólo pretende sacar réditos de la explotación de los vuelos, sino que espera aumentar sus ventas de excursiones y noches de hotel entre sus pasajeros.

Ni Ctrip ni Boom Technology revelaron de cuánto fue la inversión, pero analistas financieros calculan que estaría entre los 27 y 35 millones de euros.

En el proyecto del avión supersónico también participan Japan Airlines, que invirtió 8,2 millones de euros y está dispuesto a comprar 20 aeronaves, y Virgin Group.

El doble de rápido

El avión Boom podría llegar a 2.335 kilómetros por hora, el doble que las aeronaves más modernas. Contaría con una capacidad de 45 a 55 pasajeros.

Sus pasajes se venderían a tarifas similares a los vuelos en clase business. Podría sortear los muros en los que se estrelló el Concorde: precios caros, asientos incómodos y mucho ruido en la cabina.

Un viaje de Shanghái a San Francisco se reducirá de once a seis horas en un avión supersónico

Boom planifica que el diseño y construcción se demorará hasta 2020. Tres años más tarde, el avión comenzaría a volar comercialmente.

Expansión del mercado chino

Para ese entonces, China habrá superado a los Estados Unidos (EEUU) como el mercado aéreo más importante del mundo, calcula la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.


Pruebas en los modelos a escala del avión supersónico Boom.

Además de tener garantizadas unas 15 plazas por vuelo para comercializarlas, Ctrip quiere que China sea la meca de los vuelos supersónicos y exprimir ese volumen a su favor. 

“Un viaje de Shanghái a San Francisco pasará de 11 a seis horas, y un viaje de ida y vuelta, con estancia, se puede reducir a dos días”, dijo Blake School, consejero delegado de Boom Technology.

Negocios previstos

Ctrip ve dos vetas de negocio en su apuesta. Uno es que con esta reducción de horas de viaje los usuarios tendrán más tiempo libre y podrán comprar más excursiones o realizar traslados domésticos.

El otro es apostar por el cliente corporativo, el mismo que también era usuario del Concorde. Esta vez el centro de negocios estará en China y el Sudeste Asiático, no en Europa.