De los MD al B767: aviones que no volverán a volar tras el coronavirus

Delta jubilará definitivamente sus MD. Foto Delta.

De los MD al B767: aviones que no volverán a volar tras el coronavirus

Delta retirará sus últimos MD-88 y MD-90 en junio y American Airlines dirá adiós a sus Boeing 767 y 757. No son los únicos aviones que dejarán de volar

Mar Nuevo

Madrid

01/05/2020 - 11:36h

La crisis del coronavirus está haciendo estragos en las aerolíneas. Con la mayor parte de sus flotas en tierra, grandes y pequeñas compañías, tradicionales y low cost solicitan ayudas para sobrevivir. Cuando vuelvan a la operación, sin embargo, será con daños colaterales: los aviones que no remontarán nunca más el vuelo.

Aunque muchas aerolíneas planificaban ya la renovación de flotas y la sustitución de viejos modelos por otros más eficientes, el parón provocado por la pandemia de coronavirus acelerará la retirada de aviones. Y no se trata solo de casos emblemáticos como el B747 y el A380.

Para reaccionar a la crisis generada por el coronavirus, American Airlines jubilará anticipadamente hasta 80 aviones

[Para leer más: ¿Cómo cambiará la forma de volar cuando pase el coronavirus?]

American se desprende de sus B767 y 757

La aerolínea con sede en Fort Worth (Texas) American Airlines es una de las que más aviones ‘sacrificará’, un total de 80 entre Airbus, Boeing y Embraer.

Entre los que se acogerán a estas jubilaciones anticipadas, según ha informado la aerolínea, se encuentran sus B767 y 757. Solo de estos últimos dejarán de volar 34 aeronaves con una edad media de 27 años de servicio. Como sustituto se perfila el A321.

Los B757 de American Airlines, uno de los veteranos del aire que dejarán de volar. Foto: Wikipedia

Los B757 de American Airlines, uno de los veteranos del aire que dejarán de volar. Foto: Wikipedia.

Respecto a los B767-300ER, con un total de 14 unidades, dejarán de volar este mes de mayo (y no a finales de año como estaba programado). Se reemplazarán por B787 Dreamliner.

Tampoco volverán a volar sus A330-300 ni sus Embraer E190.

Las medidas también afectan a su flota de aviones regionales: 41 de los aparatos más antiguos serán retirados, entre ellos 19 Bombardier CRJ200 y 22 de sus 46 Embraer ERJ-140.

Con la despedida de Delta, los McDonnell Douglas MD-88 y MD-90 abandonan las aerolíneas (y los cielos) estadounidenses

Simplificar flotas y reducir costes

“El objetivo de simplificar flotas”, explicó ayer el director financiero Derek Kerr, “pasa por reducir la estructura de costes”. Solo durante los tres primeros meses del año la compañía registró pérdidas netas de 2.200 millones de dólares, con una reducción del 18% del tráfico de pasajeros.

Según The Points Guy, cada día que pasa en esta crisis la aerolínea pierde 70 millones de dólares. Su objetivo sería reducir esta cifra a los 50 millones de dólares por día.

Para reducir costes, aún podría sacrificar más modelos de su flota, explicó Kerr, entre ellos 42 B737-800 y varios A320, además de otros 15 Airbus A330-200 (si bien estos últimos son todavía jóvenes).

American Airlines cuestiona también la continuidad de algunos B737. Foto. American Airlines.

American Airlines cuestiona también la continuidad de algunos B737. Foto. American Airlines.

Otra de sus líneas de trabajo pasa por agregar asientos a otros de sus modelos, entre ellos los A321 y B737-800 en lo que se conoce como ‘Proyecto Oasis’ que busca rentabilizar más los aparatos.

Delta dice adiós a los MD

Aunque no era una sorpresa que dejarían de volar pronto, la retirada de los últimos McDonnell Douglas MD-88 y MD-90 de Delta Airlines, en servicio durante más de 30 años, se adelantará al próximo mes de junio.

Llamados popularmente Mad Dog por sus iniciales (perro loco), Delta adelantó ayer la fecha de la retirada definitiva de estos “caballos de batalla” como los describió en un comunicado de prensa.

Inicialmente el MD-88, de 149 asientos y del que Delta posee 47 aviones, iba a dejar de volar a finales de 2020. Como consecuencia de la situación provocada por la pandemia también se retirarán los 29 MD-90 en funcionamiento.

Delta fue la mayor propietaria del MD-90. Foto: Delta.

Delta fue la mayor propietaria del MD-90. Foto: Delta.

Ambos aparatos operaban especialmente la red doméstica de Delta.

Con su salida de Delta, los MD, una familia que llegó a tener 6 modelos (MD-81, 82, 83, 87, 88 y 90) desaparecerán de las aerolíneas estadounidenses. American, por ejemplo, llegó a tener 362 de estos aviones en 2001, si bien retiró los últimos el pasado mes de septiembre.

Aún quedan algunos, renombrados como B711 en Delta y Hawaiian Airliines, aunque también están siendo cuestionados.

Según la compañía, “ha podido reaccionar rápidamente a la crisis del COVID-19 estacionando aeronaves y considerando la jubilación anticipada de aviones más antiguos y menos eficientes”. No descarta, sin embargo, “retiros adicionales de aeronaves para centrarse en una flota moderna y más simplificada en el futuro”. Los que más probabilidades tienen de seguir el camino de los MD son sus Boeing 767.

Adiós de la Reina de los Cielos

Otra de la retiradas sonadas es la del B747, apodado La Reina de los Cielos. La aerolínea holandesa KLM, que dispone de diez unidades entre carga, pasajeros y combinados, pensaba retirarlos en 2021. El recorte de los vuelos como consecuencia de la pandemia aceleró estos planes y los míticos jumbos están realizando sus últimos vuelos.

Lufthansa es otra de las que retirará definitivamente el avión con motivo de la crisis. De sus 13 jumbos más antiguos de este modelo (B747-400) dejará de operar definitivamente cinco. Ninguno de los restantes volará más allá de 2025 según sus planes. La aerolínea cuenta además con oros 19 747-8, más modernos.

Lufthansa B747 400

Un avión B747-400 de Lufthansa. Foto: Wikipedia.

Otros operadores como Qantas (con cinco B747-400) y British Airways (31) también los han dejado en tierra, si bien esperan retomar su actividad cuando termine la crisis.

Virgin Atlantic destierra sus A340-600

Virgin Atlantic, por su parte, relegará definitivamente sus A340-600, un proceso ya iniciado en los últimos años. De hecho, algunos ya han sido desguazados.

En esta misma línea Iberia también opta por deshacerse de estos aviones, modelo del que cuenta con 14 aparatos de un promedio de 16 años, y sustituirlos por el más eficiente A350-900. Exactamente igual que SAS, que jubilará sus cuatro A340-300 antes de lo previsto y los sustituirá por A350-900.