El queroseno pasa factura a Delta Airlines

Un Boeing 747 de Delta Airlines. Foto: Wikicommons

El queroseno pasa factura a Delta Airlines

Delta gana un 18% menos debido a los incrementos en costes como el combustible

 

Pese a que sus resultados trimestrales superaron las previsiones, Delta Airlines cerró 2017 con una caída en sus beneficios del 18%, hasta situarse en 3.577 millones de dólares. En 2016 había alcanzado los 4.373 millones de dólares de ganancias.

La aerolínea estadounidense había logrado aumentar su facturación un 4% el año pasado, hasta los 41.244 millones de dólares, pero no le alcanzó para repetir la excelente performance del año anterior.

Delta espera que la reforma fiscal compense la pérdida de beneficios en el año

La empresa tuvo saldos positivos con el aumento de los ingresos por pasajero (+3%) y de mercancías (+9%), pero el coste del combustible arrastró los beneficios. Repostar los aviones le implicó una factura de 5.733 millones de dólares, un 12% más, en gran parte debido al aumento mundial del precio del petróleo: hace un año el barril Brent cotizaba a 55,63 dólares, y en junio el precio había bajado a los 44,62 dólares. Pero en los últimos seis meses no dejó de subir, y trepó un 56,6%, hasta llegar a los actuales 69,06 dólares.

La reforma fiscal salva las cuentas

Pero la caída en los beneficios no ha desalentado a la cúpula de la empresa: el consejero delegado de Delta, Ed Bastian, dijo que para este año prevén un beneficio neto de entre 6,35 y 6,70 dólares por acción, un 20 % más que en su última previsión, debido a "beneficios adicionales gracias a la reforma fiscal” emprendida por la administración de Donald Trump.

Gracias a esta reforma, las empresas norteamericanas esperan una reducción del impuesto de sociedades de entre el 22 y el 24 %.