Delta lanzará la primera terminal biométrica de los EEUU

Delta explora las posibilidades del reconocimiento facial.

Delta lanzará la primera terminal biométrica de los EEUU

La aerolínea estrenará en diciembre la tecnología de reconocimiento facial en el aeropuerto de Hartsfield-Jackson en Atlanta

La tecnología de reconocimiento facial, que ya prueban con éxito aeropuertos como el de Chiangi, en Singapur, será una realidad en los EEUU a partir de diciembre, con la implantación por parte de Delta Airlines de una terminal inteligente en el aeropuerto de Hartsfield-Jackson en Atlanta.

La ‘terminal biométrica’, como lo llama la aerolínea, estará en su la Terminal F, su centro principal de operaciones en el aeródromo y supondrá un importante desarrollo para el uso de esta tecnología, que los expertos consideran que será una realidad completamente extendida en tres años.

Los pasajeros que accedan al reconocimiento facial por biometría no tendrán que mostrar tarjeta de embarque o pasaporte en los controles de equipaje y seguridad, ni la puerta de embarque

La terminal biométrica

Cuando se inicien las pruebas, los pasajeros que empleen esa terminal con Delta o sus socios Aeroméxico, Virgin Atlantic y Air France-KLM tendrán la opción de someterse a una verificación de identidad biométrica a través del reconocimiento facial en el quiosco de registro así acceder directamente al avión.

Estos pasajeros no tendrán que mostrar tarjeta de embarque o pasaporte en el control de equipaje, el control de seguridad ni la puerta de embarque.

El nuevo impulso de Delta hacia la biometría en los aeropuertos coincide con la implementación de esta tecnología en el aeropuerto de Orlando, en concreto en las puertas de llegadas internacionales

Del mismo modo, los pasajeros internacionales que lleguen podrán utilizar la tecnología de reconocimiento facial biométrico para la entrada.

El lanzamiento de la terminal F “se basa en aprendizajes clave de años de pruebas biométricas", señaló la portavoz de Delta, Kathryn Steele, a Travel Weekly. "A través de la experiencia, la observación y la escucha de los comentarios de nuestros clientes y empleados, no solo perfeccionaremos la tecnología, sino que también identificaremos los mejores lugares para usar esta tecnología en Atlanta y más allá".

Detroit y Nueva York en pruebas

El departamento de aduanas y protección fronteriza de los EEUU y el aeropuerto de Hartsfield-Jackson colaboraron con Delta en el proyecto. Además, la aerolínea ha trabajado con las instituciones en los últimos años para abordar la tecnología de reconocimiento facial en Detroit y Nueva York JFK.

Los obstáculos regulatorios del Departamento de Seguridad Nacional podrían retrasar el despliegue generalizado de la verificación de identidad por tecnología biométrica

La aerolínea también ofrece a los clientes la opción de acceder a sus salas de Sky Club en asociación con Clear, el servicio de verificación de identidad que agiliza el paso a través de los puntos de control de seguridad del departamento de aduanas.

El nuevo impulso de Delta hacia la biometría en los aeropuertos coincide con la implementación de esta tecnología en el aeropuerto de Orlando, en concreto en las puertas de llegadas internacionales.

Chris Burt, editor colaborador de BiometricUpdate, con sede en Toronto, señaló que el ensayo Delta podría tener importantes ramificaciones para la difusión de la tecnología biométrica en los aeropuertos de EEUU. Si la compañía observa beneficios, apuntó, “veremos muchas implementaciones”.

Sin embargo, señaló que los obstáculos regulatorios del Departamento de Seguridad Nacional podrían retrasar el despliegue generalizado.

Los contrarios al uso generalizado de la tecnología de reconocimiento facila advierten de los riesgos de que los datos capturados sean mal utilizados por las agencias gubernamentales o caigan en manos de piratas informáticos 

Ahorro en tiempo y en costes

Los defensores de un uso más generalizado de la tecnología de reconocimiento facial en los aeropuertos sostienen que acelerará el tiempo que los pasajeros emplean entre el check-in y la salida, mientras que también reducirá el coste en personal y mejorará la seguridad.

Sin embargo, otras posturas advierten de los riesgos de que los datos capturados a través de controles biométricos sean mal utilizados por las agencias gubernamentales o caigan en manos de piratas informáticos si no están adecuadamente protegidos.

Inicio opcional en pruebas

El programa de Delta en Atlanta será opcional. Aquellos que participan pueden iniciar el proceso proporcionando su número de pasaporte mientras se registran a través de la aplicación Fly Delta.

Al llegar al aeropuerto, los pasajeros se dirigirán a un puesto donde se verifica su pasaporte y se envía una foto. La foto se compara con la información del pasaporte que CBP guarda en el archivo para la verificación de identidad.

Después, los pasajeros ya pueden guardar sus pasaportes y tarjetas de embarque. En su lugar, las cámaras biométricas se desplegarán en el control de equipaje, seguridad y puertas para verificar la identidad.