Los diez secretos mejor guardados de los aviones

De esposas a desfibriladores, los aviones están llenos de secretos.

Los diez secretos mejor guardados de los aviones

Triángulos negros, dormitorios ocultos, esposas, cóctel de químicos o desfibriladores. Los aviones están llenos de sorpresas

Incluso los viajeros más habituados a volar en avión, los que podrían recitar de carrerilla la información de seguridad a bordo, anticipar si un vuelo llegará con retraso o desentrañar las tablas de tarifas de las compañías de bajo coste, se sorprenderán por estas curiosidades de los aviones comerciales.

Triángulos negros y ganchos amarillos, agujeros en las ventanillas, dormitorios secretos, pestillos ocultos para desbloquear los baños, pasamanos, desfibriladores, ceniceros o el cóctel de productos químicos que ofrecen las máscaras de oxígenos son algunos de ellos.

El triángulo negro identifica el asiento con la mejor vista del ala de todo el avión

El triángulo negro

Las ventanas de la aeronave no solo están ahí para ofrecer buenas vistas a los pasajeros, sino que también son un importante elemento de seguridad. Ante cualquier incidencia con las alas e, incluso, los motores, los tripulantes acudirán la ventanilla con mejores vistas para comprobarlo que, generalmente, está marcada con un pequeño triángulo negro en la pared.

Este triángulo identifica el asiento con mejor vista del ala, conocido como asiento William Shatner, en referencia al episodio Pesadilla a 20.000 pies de la serie Twilight zone (1963) en el que el personaje de Shatner ve a un gremlin en el ala del avión en el que viaja.

Triángulo negro. Microsiervos.
Asiento marcado con la mejor vista del ala. Foto: Microsiervos.

Orificios en las ventanillas

Seguramente no esperamos encontrar agujeros en las ventanillas de un avión y, sin embargo, existen. Y cumplen una misión de seguridad, además.

La presurización del avión ejerce una enorme presión sobre las ventanas, que se componen de tres paneles separados por espacios vacíos entre ellos. La función de estos pequeños orificios es la de regular y equilibrar la presión entre los cristales, desplazándola al externo y, en caso de que se rompan, conteniendo la despresurización.

Ganchos amarillos en las alas

En algunos modelos de aeronaves, como los Airbus 320, incorporan en las alas unos pequeños ganchos amarillos. Si bien es cierto que estropean el perfil de las alas, tienen una importante función en caso de aterrizaje de emergencia.

Las máscaras de oxígeno que se encuentran en los aviones no suministran exactamente oxígeno sino un cóctel de diferentes productos químicos

Ante una evacuación, estas piezas permiten asegurar una cuerda y servirían para ayudar a los pasajeros a mantener el equilibrio y no resbalar si han de mantenerse sobre las alas, por ejemplo, ante un aterrizaje en el agua.

Un cóctel de productos químicos

Las máscaras de oxígeno que se encuentran en los aviones no suministran exactamente oxígeno, ni tampoco aire comprimido como las botellas de buceo.

En realidad contienen un cóctel de químicos que pueden incluir peróxido de bario –utilizado en los fuegos artificiales-, clorato de sodio –herbicida- o clorato de potasio, un elemento recurrente en los experimentos de laboratorio escolares que reacciona violentamente con el azúcar.

El dormitorio secreto

Dejando a un lado los aviones más lujosos, que sustituyen los asientos por amplias y cómodas suites, es difícil pensar que entre las filas de asientos con escaso espacio para las rodillas haya lugar para dormitorios.

Sin embargo, en todas las aeronaves diseñadas para rutas de largo radio existen compartimentos donde los tripulantes pueden echar una siesta, relajarse leyendo un libro o, simplemente, esconderse de los pasajeros demasiado exigentes.

Aunque la mayoría de pasajeros opta por sujetarse a los reposacabezas de los asientos en la fila del pasillo para sujetarse mientras caminan, lo cierto es que existe un pasamanos específicamente diseñado ello

El pestillo oculto en la puerta del baño

Los baños de los aviones pueden ser desbloqueados desde el exterior a través de un pestillo que se oculta habitualmente detrás de la señal de no fumar para permitir a la tripulación acceder al espacio en caso de emergencia.

Un pasamanos ingenioso

Aunque la mayoría de pasajeros opta por sujetarse a los reposacabezas de los asientos en la fila del pasillo para sujetarse mientras caminan, lo cierto es que la mayoría de aviones cuenta con un pasamanos específicamente diseñado ello.

Casi imperceptible, a menudo se ubica en los compartimentos superiores para equipaje de mano y tiene forma de pequeño surco con el tamaño justo para no perder el equilibrio.

Ceniceros inexplicables

Los ceniceros no están realmente ocultos, pero sí que resultan sorprendentes en los aviones, especialmente porque fumar en las alturas se prohibió hacer alrededor de 20 años.

La nueva suite de Emirates no cuenta con ventanillas, sino que son paneles de ultra alta definición
Aunque no son suites de lujo, los tripulantes cuentan con espacios para relajarse.

Sin embargo, en caso de que alguien tuviera que apagar una colilla, sería preferible que lo hiciese en un cenicero que arrojándolo a una papelera, lo que podría ocasionar un incendio. Por ello, sigue siendo un elemento común en la mayoría de aeronaves.

Los pasajeros indisciplinados –o pasados de alcohol- no son nuevos a bordo de los aviones. Por ello no debería sorprender que en el kit básico de la tripulación aparezcan esposas para contener a los más rebeldes

Máscaras de gas

En algunas compañías los tripulantes de vuelo reciben máscaras de gas para usar en caso de incendio que no se distribuyen a los pasajeros. La explicación es que están reservados a aquellos que deben luchar contra el fuego y organizar la evacuación.

Esposas y desfibriladores

Los pasajeros indisciplinados –o pasados de alcohol- no son nuevos a bordo de los aviones. Por ello no debería sorprender que en el kit básico de la tripulación aparezcan esposas para contener a los más rebeldes.

Además, otra pieza cada vez más común de la cabina es el desfibrilador. En España, Air Europa se convirtió en la primera compañía aérea en dotar de desfibriladores a todos sus aviones