Este dispensador de cuentos mata el aburrimiento antes de viajar

short story

Este dispensador de cuentos mata el aburrimiento antes de viajar

En el aeropuerto de Charles de Gaulle y otros 100 puntos de Francia se ha instalado máquinas dispensadoras de relatos breve para que los pasajeros no se aburran

Equipo Cerodosbé

Barcelona

02/02/2018 - 17:40h

¿Qué hace la gente cuando está esperando, aburrida y cansada en un aeropuerto? Consulta el móvil una y otra vez, y a lo sumo, hojean rápidamente una revista o un periódico.

Pero se puede volver al hábito de la lectura, aunque sea por unos minutos, gracias a propuesta la máquina Short Story Dispenser, que ha sido instalada en el aeropuerto Charles de Gaulle, en París.

Según informa The Verge este dispositivo ha sido encargado por la compañía francesa de publicaciones Short Édition, que ofrece pequeñas píldoras literarias para amenizar la espera aeroportuaria.

Las obras, que se imprimen de forma aleatoria, se pueden leer entre uno y cinco minutos

Como si fuera una máquina de café, el viajero puede decidir el tiempo de lectura entre textos que se leen entre uno y cinco minutos.

Más de 13 millones de obras

Con este dipositivo es posible imprimir un texto más o menos extenso que puede ser un poema, un relato o un artículo breve, en donde la selección es aleatoria y sorpresiva.

Los creadores de 'Short Story Dispenser' aseguran que el repertorio es muy amplio ya que cada equipo contiene más de 13 millones de piezas creadas por 6.800 autores de todo el mundo, desde conocidos hasta nuevos escritores.

Así se pueden encontrar obras breves literarias de autores como Shakespeare y Virginia Woolf junto a la obra de nuevos escritores que además reciben un pago por derechos cada vez que se imprimen una de sus historias.

Gratuitas y en papel ecológico

Las impresiones son completamente gratuitas y se hacen en papel ecológico, para minimizar el impacto en el medio ambiente. El objetivo es extenderlas por estaciones de aeropuertos o de tren que es donde se suelen realizar las esperas más tediosas, aunque también se estudia implantar en consultas médicas, hospitales e incluso colegios.

Las 'máquinas de cuentos' están en plena expansión. 'The Short Story Dispenser', además del aeropuerto parisino, está disponible en más de 150 ubicaciones, la mayoría de ellas en Francia, pero hay alrededor de una veintena de máquinas en Estados Unidos.

Francis Ford Coppola es un reconocido fanático de este nuevo invento y además de ser uno de sus inversores tiene la primera máquina instalada en EEUU en su Café Zoetrope, en San Francisco.